Opinión


MAS

No lo llames fantasma, se llama ciencia

Publicado por : El Morante a : jueves, 27 de marzo de 2014 0 comentarios
El Morante

Por: Carlos González Pérez 

¿Quién no ha tenido alguna vez la experiencia cuando está a punto de conciliar el sueño, o nada mas despertarse, de sentir la presencia de alguien en la habitación, oír voces extrañas, y en casos más extremos, ver o sentir espíritus que intentaban comunicarse con ellos?.

 El siguiente ejemplo que voy a describir todos lo hemos escuchado alguna vez en nuestro grupo de amigos. Algunos lo han contado sin problemas, otros, debido a la vergüenza o al qué dirán, no se han atrevido. Me refiero a la típica experiencia de sentir, cuando estamos en la cama, que alguien nos está presionando los brazos, las piernas o alguna parte del cuerpo y nos impide el movimiento o levantarnos. Es una sensación tan angustiosa que nos deja una gran sensación de temor.

 A los que les haya ocurrido este tipo de situaciones tenéis que estar tranquilos, la ciencia tiene una explicación. No estáis mal de la cabeza, bueno, algunos sí, pero no por esta razón. Estas tres experiencias alucinatorias (así son llamadas por la ciencia) todos las hemos sufrido, unos con mayor intensidad que otros, pero a la gran mayoría nos ha ocurrido un episodio así.

 La alucinación hipnagógica es aquella que ocurre al poco tiempo de que una persona vaya a acostarse, es decir, el periodo que va entre la vigilia y el sueño. 
La alucinación hipnopómpica es la que sucede durante el periodo entre el sueño y la vigilia.
Ambas experiencias son parecidas, y las que se tienen en ellas también tienden a ser parecidas, aunque diversos estudios indican un mayor número durante la fase hipnagógica. 
El contenido de estas alucinaciones es muy diverso, pueden ser visuales o auditivas (aparición de personas, verse a través de la pared, oír voces conocidas o que te llaman, visión de luces, etc.) 

Las explicaciones a este tipo de alucinaciones son variadas, no me detendré más, porque mi objetivo es dar a conocerlas y que sepáis que tienen explicación, y lo más importante, no es patológico, es normal que ocurran alguna vez experiencias así. 
 A continuación voy a hablar sobre la imposibilidad de moverse o hablar durante los periodos de sueño-vigilia.



 En este episodio las personas nos indican que están despiertas, pero no pueden moverse o hablar. También dicen tener dificultades para respirar, aunque se respira bien durante este episodio. La parálisis que sentimos se denomina hipotonía, la parálisis desaparece cuando la hipotonía termina, por lo general al cabo de unos segundos ha desaparecido. 

 Para las causas de la parálisis del sueño, hay infinidad de teorías y en términos tan complejos que no es mi objetivo hablar de todas ellas aquí. Lo que pretendo es que sepáis que las anteriores son un proceso que puede ocurrirnos alguna vez, y que no debemos darles más importancia que la que tienen. 

No es patológico y no hay espíritus en nuestra casa que nos impiden levantarnos o hablar.

No hay comentarios:

Deja un comentario