Opinión


MAS

La casa como un árbol

Publicado por : El Morante a : miércoles, 30 de abril de 2014 2 comentarios
El Morante
Por Ingrid Jarillo.

Así de sugerente es el título del último libro de la escritora sotieleña María Dolores Almeyda, o como prefieren que la llamen: Lola.

El pasado sábado 26 de Abril, la Asociación Cultural El Calabazar de Sotiel de Coronada con ánimo de darle un giro a la misma, que principalmente estaba dedicada a festejos, han ampliado su campo de acción y  va a dedicar parte de sus esfuerzos a otras áreas de la cultura. La presentación de este libro ha sido un acto importante para la  misma, que marca este giro, según informa Manuel Ponce, presidente de la misma.

María Dolores Almeida, con varios títulos publicados ya a sus espaldas, deleita de nuevo con sus letras cargadas de vivencias, de sencillez, de frustraciones y de felicidad. Todo lo que mueve al ser humano, que no es más que las reacciones que tenemos al sentir el amplio abanico de emociones, y que en este caso, la poesía, su rima y sus versos, como pianistas que tocan al lector, como afinadas teclas esperando ser acariciadas  interpretando, individualmente, esa partitura que cada cual convertirá como melodía propia.



Este poemario, el segundo tras el nacimiento de Versos Clandestinos – presentado el año pasado en Calañas y en el que tuve el placer de participar leyendo uno de sus poemas -, versa principalmente sobre la mujer en todas su vertientes: fuerte, miedosa, soñadora, realista, madre, esposa, reivindicativa, inconformista, etc.  El presentador de la misma anunció el volumen como el libro que toda mujer debería leer para conocerse y que todo hombre debería leer para comprender el universo femenino.

Tras unas palabras de Almeyda hablando sobre su obra, pasó a leernos con el temple, paz y sosiego que siempre transmite, algunas de sus páginas e invitó a un público participativo, a leer algunos de los poemas que estuvieron acompañados de una tímida guitarra que arropaba con silencios.

Fuera de micro, en la firma de libros comentaba la propia “Lola”, la dificultad que se asocia a la lectura y comprensión de la poesía incidiendo en que nada hay más lejos de la realidad, ya que sólo se debe estar predispuesto a sentir para entenderla y tener dosis de sensibilidad para que las emociones en la lectura calen a través de los versos. Versos, limpios, como estos.

La mujer estrella

Hoy soy mujer como una estrella,
Volé como si no supiera donde estaba el suelo.
No tengo edad, mi brillo me ilumina,
En los cristales de la luz de septiembre me reflejo

Me veo transparente y clara, inmensa y grande.
Llego sin escalas hasta las altas cumbres
Que subieron para alejarlas de mi altura,
Pero no hay dificultad que pueda detenerme.

Me crezco a voluntad de cada impedimento
Y me ofrezco a la humildad de los vencidos
Y al satisfecho orgullo del maestro
Ya a toda la divinidad del ser humano.

Soy como tu y en eso estamos
Y si nada ni nadie lo remedia
Somos tal cual de grandes o pequeños

Y al morir seguiremos siendo parecidos,
Iguales, más o menos.


Una mujer sin miedo.

Una mujer sin miedo se confiesa
Desnuda delante del espejo
Y se perdona intensamente su belleza.

Se perdona el amor que cobra la holgura,
La soledad de sus sueños y algún resentimiento
Que se pliega con dolor bajo las uñas.

Se perdona no amar ni estar casada,
Se perdona carecer del amor de un solo hombre
Y se perdona carecer de sufrimientos.

Vive y deja vivir. Y se perdona
Porque la vida no le da lo que le sobra.
Es ella quien busca en la basura y gana su alimento.

A partir de hoy, esta gran escritora colaborará en la sección de cultura de elmorante.es, para deleite de nuestros oídos.


2 comentarios: para La casa como un árbol

  1. Estoy y me siento muy agradecida por estas palabras y esta dedicatoria, Ingrid. Muchas gracias por vuestras atenciones, así como por el ofrecimiento de colaboración que acepto encantada. Y gracias también a la Asociación Cultural el calabazar de Sotiel en su presidente Manuel Ponce y al alcalde del vecindario Paco Vázquez por haber organizado el acto de la presentación. No tengo más que agradecimientos para ellos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti bienvenida, es un placer contar contigo.

    ResponderEliminar