Opinión


MAS

No sólo de gurumelos vive el setero

Publicado por : El Morante a : miércoles, 17 de diciembre de 2014 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,


Por José María Ortega.

En estos últimos años se está poniendo de moda por nuestros pinares buscar los rebollones, o níscalos, lo que provoca, que la temporada de setas no se limite solamente a  finales de Invierno y principios de Primavera, cuando buscamos nuestro preciado gurumelo.

Hoy como aficionado a la micología, quisiera contaros cosas sobre los níscalos. Primero para buscarlos, como toda seta que se precie necesita que llueva,  y contra más abundante sean mejor, las fechas en las que salen por estas tierras, suelen ser el mes de noviembre y diciembre, aunque ya va siendo tarde para dar con ellos, pero como este Otoño no ha parado de llover, las fotos que os muestro son de hoy mismo, y aunque no de forma muy abundante, si que había para llenar una cestita. 



Para encontrarlos hay que buscarlos en las fechas que ya os he indicado y en pinares de cierta edad, ya que en pinares jóvenes el micelio de estas setas no se desarrolla. Recordar que puede tener colores anaranjados, rojizos y tonos de intenso verdor. Realmente cuando buscamos esta setas se suelen cosechar dos tipos de ella el lactarius deliciosus, de tonos anaranjados y de latex (ese líquido que suelta al corte) naranja y el lactarius semisanguiflus de tonos rojos y verdes oscuros y de latex color vino tinto, los dos son perfectamente comestibles y en una de las fotos os muestro la diferencia entre los dos tipos.  



Esta seta es muy fácil de identificar, pero hay una variedad tóxica que es de tonos más claros, que nace normalmente en los jarales y cuyo latex es totalmente blanco. 

El níscalo es una seta de menor calidad culinaria que el gurumelo, pero que va muy bien con carnes e incluso preparándose sola. Es muy normal después de haber ingerido estas setas que nuestra orina se  torne roja, no hay que asustarse por ello, todo lo contrario, si es así es que nuestros riñones funcionan perfectamente.



Como aficionado, quiero dar los consejos fundamentales a quienes se aventuren por primera vez a la recolección de esta seta. Ir las primeras veces acompañado de alguien que las conozca, en caso de duda despreciar la seta, y recordar que todas las setas se pueden comer, lo que sucede, que algunas sólo se pueden comer una sola vez.


No hay comentarios:

Deja un comentario