Opinión


MAS

Juan Antonio Morales nos presenta "Ira de Plutón"

Publicado por : El Morante a : jueves, 23 de abril de 2015 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,

Por elmorante.es

Este Sábado 25 de Abril a las 19:00h en el salón cultural de Sotiel Coronada, Juan Antonio Morales nos presentará su novela "Ira de Plutón". Hoy lo entrevistamos para conocerlo más a fondo y que nos cuente en primera persona de qué va su libro.

-¿Quién es Juan Antonio Morales?

Pues Juan Antonio Morales es un entusiasta de las buenas historias. Me aficioné a la lectura de pequeño y luego la vida me llevó a ser científico. A pesar de haber escrito más de un centenar de artículos científicos no ha sido hasta el año pasado cuando se me ocurrió escribir mi primera novela “Más allá de las Columnas de Hércules” tras sentirme disconforme con el resultado final de un documental de National Geographic en el que participé… y bueno, ese es el camino que me trajo hasta aquí. Soy un tío de la calle, amigo de sus amigos y amante de las tradiciones.

-¿Eres de Sotiel?

Lamentablemente no, aunque me afinqué aquí hace 10 años. Mi abuelo Antonio Morales era de La Zarza (cuando se llamaba aún Los Silos), pero desde joven vivió en Huelva cuando se trasladó a trabajar en el mantenimiento de las vías ferroviarias de la Compañía de Riotinto, así que mi padre nació allí y yo también. De todas formas, siempre me he sentido unido al Andévalo y más por mi profesión.

-¿A qué te dedicas?

Pues soy geólogo. Hace 26 años que soy profesor del Departamento de Geología de la Universidad de Huelva y dirijo el grupo de investigación Geo-Ciencias Aplicadas. Como ves, nada que ver con la literatura.



-¿Qué tipo de libro nos vas a presentar?

Pues es un libro de literatura histórica, más bien de corte costumbrista, que nace de mis conversaciones con las personas mayores del pueblo y de una intensa documentación en los archivos de Calañas. Descubrí historias reales que superan con mucho a la imaginación de cualquiera.


-¿En qué época está ambientado el libro?

La novela comienza tras el accidente de agosto de 1917, donde murieron tres mineros sepultados bajo el techo de una galería de Sotiel Coronada. Es el momento para el padre de uno de los mineros de hacer una retrospectiva, recordando la época en que era pequeño y llegó a la mina desde Calañas acompañando a su padre. La novela hace un recorrido por la vida de los mineros desde 1883 hasta el 1895.


-¿Quién es el ilustrador del libro?

El libro está ricamente ilustrado por Luis Alfonso Morales quien, además de ser un estupendo dibujante con dos premios nacionales de comic a sus espaldas, es mi hijo. Realmente es su segundo trabajo como ilustrador, tras mi primera novela, donde hizo unos dibujos memorables que enriquecieron mucho mi trabajo narrativo. En esta ocasión encontraréis en la novela algunas ilustraciones memorables. Los calañeses seguro que vibrarán con su dibujo del Ayuntamiento de Calañas o con la procesión de Nuestra Señora de Coronada.



-¿Por qué Sotiel Coronada para una novela histórica?

Como te comentaba, desde que me afinqué aquí comencé a escuchar historias de la gente de la mina. Algunas de estas historias me parecieron tremendas por su dramatismo, que no puede ser superado en ningún caso por la ficción. Cuando me sumergí en la historia del pueblo a través de los trabajos de Rodrigo Tejada, Jesús Copeiro o Félix Carnero, sentí que esa historia debía ser novelada, ya que la novela siempre llega a un público más amplio que los trabajos de documentación y es una buena forma de que la gente conozca su historia.

-¿Cuánto de verdad hay en ese libro?

Pues casi todo. El 99% de la gente que aparece en el libro son personas reales, que vivieron, sintieron y murieron tal y como se narra. También las historias que se cuentan son reales, aunque algunas historias son muy posteriores y me he permitido la licencia de trasladarlas en el tiempo a la época narrada. En estos casos, siempre procuré atribuir los hechos a los padres o abuelos de aquellos que vivieron realmente la historia. Sólo algunos hechos son totalmente inventados, como los casos de infidelidad o de violencia doméstica que, aunque estoy seguro de que alguno existiría, no han llegado hasta nosotros.


-Las teleras, el accidente en la mina, ¿aparecen en tú libro?

El caso del “año de los tiros” en Riotinto se comenta de soslayo, aunque en Calañas tuvimos una manifestación antihumos que se adelantó dos años a aquella de tan trágico final. Realmente la nuestra podría considerarse la manifestación ecologista más antigua de Europa y no podía pasarla por alto en mi novela. Respecto al accidente de 1895… pues, el pasado mes de marzo se han cumplido 120 años del mismo, por eso la Virgen de Coronada ha vuelto su cara este año al monumento que recuerda a los mineros de Sotiel ¿Cómo no voy a hablar de ello en la novela?


-Eres un espíritu inquieto, ¿Dónde has estado últimamente?

Sí, la verdad es que procuro estar siempre involucrado en proyectos interesantes. Acabo de llegar la isla de Sainte Marie en Madagascar, donde, junto a otros compañeros hemos estado haciendo una campaña geofísica para un documental que será emitido en History Channel. Esta vez los datos geológicos van a aportar datos que esclarecerán los últimos momentos de la comunidad de piratas que se estableció en esta isla constituyendo la que ellos llamaron “República de Libertalia”.


-¿Cuál son tus siguientes proyectos?

Pues ando metido en algunos proyectos que me llevarán a Tierra Santa y a Sudamérica, pero está todo aún muy en el aire y no quiero comentar nada antes de que sea definitivo, no sea que se gafe.


-Tú que tanto sabes del pasado, ¿Cuál es el futuro de esta tierra?

Pues el futuro inmediato se aparece prometedor. La minería vuelve a resurgir de sus cenizas, como el ave Fénix y es un momento único para no caer en los errores del pasado y hacer bien las cosas. La nueva legislación medioambiental hará que no se cometan las atrocidades que ya ocurrieron y podamos labrarnos un futuro estable basado en recursos que no se agoten. En esto también tendrán mucho que decir nuestros políticos.

-Ahora que la mina de Sotiel Coronada vuelve a funcionar, ¿Qué propondrías para que nunca volviera a cerrar ó que durara el máximo tiempo posible?

La verdad es que es absolutamente imposible que una mina dure para siempre. Los recursos minerales son limitados y, de una forma u otra, siempre acaban agotándose. La viabilidad de nuestras minas siempre va a depender de la cantidad de mineral que nos quede y de su riqueza respecto al precio del mineral en el mercado internacional. En este caso, la alta demanda de cobre del mercado chino ha hecho subir los precios, haciendo posible que nuestras minas vuelvan a ser rentables, pero el precio puede volver a caer dificultando su viabilidad. De todas formas, creo que las empresas mineras han aprendido de los errores del pasado. Ahora tienen potentes equipos de geólogos investigando para descubrir yacimientos nuevos o nuevas “ramas” de los ya conocidos donde el mineral sea más rico y más rentable. Ahora, con buen criterio, se reserva este mineral rico para los momentos en los que el precio esté más bajo, alargando así la vida de las explotaciones.

Mi consejo para el futuro es aprovechar turísticamente el patrimonio minero, ese sí que es un recurso que no se agota.

No hay comentarios:

Deja un comentario