Opinión


MAS

Las erróneas ubicaciones de lugares onubenses en Sevilla

Publicado por : El Morante a : sábado, 12 de septiembre de 2015 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,

Por Juan José García 

Los errores de ubicaciones pertenecientes a territorio onubense en Sevilla, parecen ya algo común por la reiteración con la que se suceden. Esta vez le ha tocado el turno al municipio de Santa Olalla de Cala, donde una señal, recientemente instalada por la Junta de Andalucía, sitúa a este pueblo en tierra sevillana. 

Ya importantes medios de comunicación como Canal Sur, llegaron a ubicar en la capital andaluza, lugares de la provincia de Huelva como Almonte, Aracena, o la playa de Matalascañas; lo que eleva el fallo hasta el punto de que se llegue a dudar de si se producen de manera consciente, teniendo en cuenta por ejemplo que la mayoría de la gente sabe que Sevilla carece de playa.


O bien hay personas que no están capacitadas para dar difundir a gran escala una información básica, o bien El Rocio, La Gruta de las Maravillas o el trozo de la mar de Matalascañas, finalmente terminarán perteneciendo a Sevilla, aunque solo sea en la asimilación del engaño contagioso de algunos. Un contagio beneficioso porque la reiteración de una mentira, a veces consigue el efecto deseado, ya que hay una gran parte del mundo que sigue pensando que Colón descubrió el nuevo mundo partiendo de un puerto sevillano.

Diversos libros de historia así lo recogen, y puedo asegurarlo además gracias a un amigo alemán que me lo ratificó, hijo de calañeses, que tuvo que hacerle rectificar al profesor en ese sentido; el cual no tardó en darle la razón tras cerciorarse por otras fuentes. Lo sorprendente de todo es que incluso el señor Zoido, alcalde sevillano, se atrevió a afirmar el pasado año que su provincia era el kilómetro cero en la edad moderna, y por lo tanto los autores del descubrimiento más importante de los últimos siglos no podían haber escogido otro lugar para comenzar su hazaña. 


Comparto y alabo a toda la gente que ama a su tierra, pero nunca si eso significa engañar para engrandecer su historia a costa de robar la de otros, y lo más importante, traicionar la propia verdad. Que se depuren responsabilidades podría ser un punto de partida para acabar con esto, y ya el pasado año la RTVA se vio obligada a abrir un expediente por tal motivo. Aunque pienso que el mayor problema no se da en los que lo generan, sino en la pasividad de los que deberían de sufrirlo. De haber obrado de otra manera, puede que hubiéramos celebrado en nuestra provincia eventos como la Expo 92, donde la provincia descubridora debía ser a apriorí la principal candidata. Por no hablar de la autopista a Cadiz, el aeropuerto o el Ave, que sin duda hubieran sido vitales para el desarrollo onubense, aunque no tanto para nuestra provincia vecina.

Hace poco comprobé algo parecido al ver como el Huelva Información ubicaba la mina de Sotiel en Valverde del Camino.  Vuelvo a reiterar que no se si son errores provocados por la ignorancia o por el interés, pero tanto de una manera como de otra, confío en que la única vía para combatirlos es denunciarlos públicamente, ya que si no hacemos nada por reivindicar lo que nos pertenece, puede que otros lo hagan por nosotros.

No hay comentarios:

Deja un comentario