Opinión


MAS

Entrevista a Rafael Domínguez, ganador del Concurso de letras de fandangos de Calañas

Publicado por : El Morante a : martes, 23 de agosto de 2016 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,

Por Juan José García

El pasado 13 de agosto tuvo lugar el I Concurso de letras de fandangos "Miguel García Gómez", dentro del gran marco del II Concurso de Fandangos "Gonzalo Clavero Vázquez",  en el que Rafael Domínguez se hizo con el primer premio tras cautivar al jurado escribiendo sus tres fandangos para la ocasión. Con el fin de dar a conocer una pequeña pincelada de él y su obra, queremos mostrar esta pequeña entrevista a la que ha aceptado con gran amabilidad. Alguien que desde Jerez descubrió Calañas de casualidad, y que se ha llevado un trozo de ella para siempre en su corazón, al igual que Calañas se ha llevado también parte de su inspiración en forma de versos, de los cuales estamos seguros de que se cantarán en más de una ocasión.

Pese a que aun no se ha lanzado a publicar un libro con parte de su obra en formáto físico, acumula credenciales en forma de premios como para avalar más de uno.

Entre ellos cabe destacar:
Antonio Rivas de letras de fandango de Lucena 2016, Federico García Lorca de letras flamencas 2015, Flor Natural Veracruz de Sevilla 2007, Premio Asociación Empleados de Unicaja 2009 y 2010, Segundo Premio ACRECA 2001, segunda mención de honor concurso de Poesía Atiniense 2011 (Argentina).

Sus letras se pueden consultar desde su blog de flamenco y poesía: http://escritoenunahojaseca.blogspot.com.es/  y otro exclusivo de saetas: http://saetayverso.blogspot.com.es

A pesar de que la circunstancia no me permitió conocer a Rafel más tiempo del que hubiera deseado, fue suficiente para intuir que sus versos fluyen en una cristalina y aromoniosa simbiosis con su alma. Humilde y con un gran corazón que se descubre desde los primeros minutos, muestra el paradigma de la sensatez y la objetividad que aun así necesitan de su antípoda, esa inocencia que solo se tiene en la niñez, y que los poetas tienden a evocar para confluir y nutrirse del eterno elixir de la imaginación.

Varias y emotivas letras le dedica a nuestro pueblo nada más conocerlo, y eso demuestra el gran estado de forma e inspiración para alguién que transmite en persona lo que escribe con sus sueños. 

Comenzamos con la entrevista, para acercar a Calañas a un poeta que se lleva una buena parte de ella en sus versos:

¿Como conociste el concurso que te trajo a conocer Calañas?

El concurso lo conocí a través de internet, apareció en varias páginas de concursos y de flamenco que sigo.

¿Como ha sido tu experiencia en nuestro pueblo, y que es lo que más te ha gustado de Calañas?

El pueblo me encantó, su gente me trató muy bien, la plaza y la iglesia son preciosas. El camino hasta llegar por la ermita también. Además fue una noche especial en la cuna del fandango y eso se siente de alguna manera. Escuchar uno de mis fandangos en la preciosa voz de Rocío Vargas fue también emocionante para mi.

¿Que te pareció la final del concurso de fandangos en general?

A pesar de que ya he sumado varios premios como autor de letras no soy un entendido ni un aficionado solvente del flamenco, con lo cual Dios me libre de hacer un juicio técnico. En lo que a mí me importa disfruté mucho con las actuaciones y me transmitieron mucho sentimiento, colaborando a la magia de la noche y del lugar. Ver a los niños y no digo ya a los participantes sino a los que había en el público tatareando fandangos me resultó conmovedor.



A pesar de la gran calidad de tus escritos y los importantes premios que te avalan, ¿nunca has pensado en editar un libro en soporte físico?

La realidad en cuanto a mi obra y mis premios es más modesta de lo que dices. Para publicar un libro de poesía hay dos maneras, el obtener un premio que conlleve la edición o la autopublicación. Aún no he obtenido un premio de los primeros y en cuanto a la autoedición siempre he tenido claro que no lo haría para darle el coñazo a familiares y amigos. Dentro de lo que escribo y por las visitas a los blogs, lo que tiene un interés mayor es el tema de las saetas y la Semana Santa, tengo intención de autopublicar en uno de los portales de ediciones digitales y estoy preparando el libro de saetas, lo que pasa que también soy bastante vago y lo llevo con tranquilidad.

Lo que si tengo más interés es en que canten mis letras. Estoy a un paso de ser un autor de concurso que gana pero nadie canta lo que escribe y no es mi intención.

A través de Facebook he contactado con la ganadora Ana de Caro y con Almudena Domínguez y han quedado amablemente en leer mis letras y quizás cantarlas, no me quiero hacer muchas ilusiones pero me gustaría mucho que lo hicieran. En cuanto a Rocío Vargas que tan bien cantó mi fandango, espero ponerme en contacto con ella.

Si pudieras resucitar a un escritor ya desaparecido, ¿a quien le darías tal privilegio?

Cada escritor tiene su época y vive con ella. Si me fuerzas a contestar y no porque sea el mejor te diría que a Julio Verne y por dos razones. Tuvo la capacidad de iniciar el amor a la lectura a muchos niños y adolescentes ( cosa que haría falta hoy ) y a imaginar el mundo que se acercaba. Estaría bien saber que mundo nos espera.



¿Cual es tu principal fuente de inspiración a la hora de romper el hielo del folio en blanco?

La fuente de todo está en mi niñez en el barrio más bonito y desconocido de Sevilla, San Marcos. Su convento, su iglesia, su torre con campanas, su plazuela con fuente y bancos, las espadañas al fondo. A partir de ahí se le añade lo que uno ha vivido y lo que uno ha leído y por supuesto lo que uno siente.

¿Que recomendación nos darias para elegir un libro de poemas y una novela?

Acercarse a los clásicos pero no aburrirse, si te cuesta trabajo leer un libro porque te resulta tedioso déjalo sin terminar y busca otro.

Sabemos que te apasiona escribir saetas y fandangos, ¿Cuales son las voces que elegirias para interpretarlas?

Los niños de la Plaza de la Coronada de Calañas y cualquiera en un balcón de Sevilla. A lo que aspira todo autor verdaderamente vanidoso, como es mi caso, es que tus letras la cante el pueblo, que parezcan que son de siempre y que nadie sepa ni importe quién las ha escrito.


¿Con que periodo sueles escribir algo o te lo permite la inspiración?

No soy metódico , escribo cuando me surge y puedo tener períodos intensos y grandes abandonos. De hecho he empezado varias novelas, los argumentos eran perfectos en mi cabeza, no he sido capaz de escribir más de dos capítulos. No soy constante y la novela lo exige.

A pesar de que el dadaismo y el surrealismo están lejos de la fama y repercusión de la que gozaron en periódios anteriores. ¿Que opinión te merece esta manera de escribir, donde el subconsciente toma cierto protagonismo?

La clave no es de donde surge sino a donde llega, si conecta con la gente es válido sino no deja de ser un ejercicio intelectual. No me gustan los ejercicios intelectuales. Lorca tiene su parte surrealista y es hermosa y llega.

¿Que tipo de música o autores son los que te incitan más a escribir?

Odio a Serrat, ha escrito ya todo lo que me gustaría escribir a mi. Es broma, lo admiro.

Por último, ¿volverías a Calañas, aunque fuera de jurado en el próximo Concurso de letras de fandangos?

Por supuesto me gustaría volver. En la vida tienen que encajar las cosas para que sucedan. Pero sí me gustaría volver y me gustaría volver para oir muchos de mis fandangos.

Y ya para finalizar, dejamos las letras que nos ha hecho llegar para finalizar este artículo, en la que se adjunta como primera la ganadora del Concurso que nos regaló la suerte de traer a nuestro pueblo, y conocer a este gran poeta y aun mejor persona:


Anoche salí a buscarte

por la calles del recuerdo

las que no conoce nadie

las que guardan un te quiero

en el susurro del aire.



Cuando salí de Calañas

porque cerraron la mina

iba dejando a mi espalda

un trocito de mi vida

un pedazo de mi alma.




El párroco de Calañas

me niega la absolución,

aunque sé que ella es casada,

la quiero de corazón,

no me arrepiento de nada.


Hay un ángel Calañés

que me encuentro por las noches

tiene forma de mujer

y aunque no sé ni su nombre

ya la ha empezado a querer.





No viste, Nazareno, azul el cielo,
saliste siendo oscuro con tu carga,
tanto pesa el amor, tanto el desvelo
y la noche del Jueves es tan larga.

Ni la brisa que besa el terciopelo,
ni la sombra que el madero alarga
obraron el milagro del consuelo,
por eso tu dulzura es tan amarga.

Madrugada, de vieja ya amarilla,
cuando anuncia que el día va a nacer
y regresa el Señor a su capilla.

Quién pudiera mirar amanecer
el cielo azul y raso de Sevilla
con los ojos que mira el Gran Poder.


Déjame que te mire despacito
que por una vez hoy ya no hay prisa
e igual que un sacramento es este rito
de grabarme en el alma tu sonrisa.

Déjame porque ahora necesito
cuando el final se acerca y nos avisa
guardar de ti en mi corazón maldito
un destello de sol y yerbaluisa.

Ahora no sé muy bien que es lo que pierdo,
todo se hace gigante y diminuto.
Qué locura tener que ser tan cuerdo.

Déjame que me apropie este minuto
para crear mañana mi recuerdo
antes que nuestro amor vista de luto.





No hay comentarios:

Deja un comentario