Opinión


MAS

El kiosco de la Plaza de Ntra. Sra. de la Coronada

Publicado por : El Morante a : viernes, 1 de febrero de 2019 0 comentarios
El Morante
Publicado en :

Por Cristóbal Llanes

Con fecha 24 de junio de 1958, en virtud de acuerdo tomado por la Comisión Permanente del Ayuntamiento de Calañas en sesión del día 19 del mismo mes y año, saca a concurso la Repostería del Quiosco construido por el Ayuntamiento en la Plaza de Nuestra Señora de la Coronada (hasta hace pocas fechas se encontraba ahí la Papelería La Golondrina).

El día 4 de julio de ese año, Don Francisco Romero Moro, industrial, de 46 años de edad, vecino de Calañas con domicilio en la Calle Don José Troyano número 62, dirige al Ayuntamiento solicitud en la que se compromete a hacerse cargo de los servicios de repostería, abonando la cantidad de 2.148.- pesetas anuales y acatando las condiciones del anuncio.


La Comisión Permanente del Ayuntamiento en sesión del día 10 de julio procede a la apertura de la única propuesta presentada dentro del plazo, optando por adjudicar los servicios de repostería del Quiosco a Don Francisco Romero Moro, comunicándolo al interesado que firma en señal de conformidad el día 11 de julio.

Pasaron los años y la concesión se fue prorrogando anualmente hasta el año 1964, año en el que el Ayuntamiento decide poner fin al contrato de cesión dado que el Sr. Romero Moro estaba incumpliendo el mismo al tener subarrendado el Quiosco a precio superior a Don José Jarillo Fernández y especular con bienes de propiedad municipal. Así, en el mes de septiembre acude a la Notaría de Valverde del Camino, para que el Sr. Notario verifique los términos anteriores y realice las Diligencias pertinentes, en las que según declaraciones se constatan los rumores que existían sobre la utilización del kiosco.



El 7 de agosto de 1965, se ejecuta un Acta de Lanzamiento, mediante la cual se procede al desalojo de los utensilios y
material que se encontraban dentro del local en presencia de agentes municipales, dos vecinos y el Sr. Jarillo Fernández, quedando depositado en dependencias municipales hasta que sea retirado por el Sr. Romero Moro.



El 12 de agosto de 1965, Don Nicasio Jarillo Fernández, industrial de Calañas, con domicilio en calle Colón nº 41, solicita hacerse cargo de forma provisional de la concesión del quiosco hasta tanto salga el concurso público. El día siguiente, 13 de agosto, el Sr. Alcalde firma el decreto de concesión con las bases para su uso.


Aunque he intentado recabar información para saber hasta que año estuvo abierto, nadie me afirma con certeza el dato, por lo que especularé y diremos que hasta finales de los años 60.


No hay comentarios:

Deja un comentario