Opinión


MAS

Crítica de cine. 8 apellidos vascos.

Publicado por : El Morante a : domingo, 30 de marzo de 2014 0 comentarios
El Morante
Por Ana Vázquez y Juan Ignacio Vázquez.

“LOS TÍPICOS TÓPICOS ARRASAN”

Película cómica romántica dirigida por Emilio Martínez-Lázaro (“El otro lado de la cama”, “13 rosas”) y guión de Borja Cobeaga y Diego San José (“el otro lado de la cama”, “Los dos lados de la cama”), que describe de manera valiente y lejos de convencionalismos y temas tabú, las distancias culturales que separan a los del norte y a los del sur, llevándolas al cine de una forma inteligente y cómica, y convirtiéndola en los 98 minutos más divertidos de los últimos meses frente a la gran pantalla.

Una comedia llena de humor fresco 100% español y chascarrillos, de típicos tópicos, más vascos que andaluces se podría decir, de prejuicios tanto de los andaluces como de los vascos y que recupera el chiste por el chiste, fácil, rápido y de amplia carcajada.

Protagonizada por un conocidísimo monologuista y un grato descubrimiento como actor, Dani Rovira, actuando como Rafa, típico sevillano “mi arma” de familia de bien que por amor es capaz de hacerse pasar por euskera profundo. Arrebatador, divertido y fresco, Rovira es sin duda lo mejor de este film.
Cartel de 8 apellidos vascos.


Rafa, tras conocer en una situación chistosa a Amaia, se enamora de ella y sale en su busca para sacarla de Argoti (Getaria), y llevarla a su Sevilla querida. La interpreta una Clara Lago que logra a la perfección ser la típica vasca seca y borde, y tal como la describe Rafa con el "flequillo relamido y cortado con hacha”. Se echa en falta algo de acento vasco por parte de Clara Lago, sobre todo tras el repertorio de acentos de su compañero de reparto.

Entran en escena un grandísimo Karra Elejalde, como de costumbre, que conquista con su gran interpretación de Koldo, el padre de Amaia, vasco de pura cepa, con sus 8 apellidos. Y una fantástica Carmen Machi en su papel de Mercedes, una mujer risueña y cariñosa, que se presta a ser la madre postiza de Rafa, y completar este plan para conquistar el corazón de Amaia.

Sin embargo, la película aunque agradable y equilibrada, es algo neutra. Podría haber sido una comedia mucho más alocada contando como cuenta con actores experimentados en este género, y pierde algo de intensidad por querer ajustarse a los roles de la comedia romántica.



En conclusión, Ocho apellidos vascos es una película fresca, divertida, que consigue hacerte pasar un buen rato y sacarte más de una carcajada.

No hay comentarios:

Deja un comentario