Opinión


MAS

Poemas: José María Ortega

Publicado por : El Morante a : lunes, 3 de marzo de 2014 0 comentarios
El Morante



JOSE MARIA ORTEGA  

Tras la lluvia.

 Cuando los tejados se mojan
y el color de todo toma vida y brillo
salpicando mis pasos cautivos
a falta de alas para volar.

Cesa la lluvia,
y en un cielo oscuro
de diez mil azules infinitos
se hace el Sol un hueco,
que le pertenece.

Todo se llena de gorriones
hambrientos de luz,
todo se llena de perlas deslumbrantes
que son la lluvia y el Sol
conjugados
por el aroma de dos amantes
que mojan su piel
en los fríos bancos del parque.

Y yo camino pensando en ti
y hago las cosas creyendo que tu me ves,
en tu alma,
en tus pensamientos,
donde sea
y no me ves
soy yo quien dibuja tras de mi la figura de tu ser.

Perfectas flores,
 perfectos pasos,
mi mirada es perfecta,
mis gestos son perfectos
cuando en mi imaginación
te dibujo a mi lado,
sin estar,
pero estando.
Todo es perfecto
 cuando tu cuerpo y el mío
deforman las proyecciones,
la sombra,
 sobre el asfalto mojado,
sin lágrimas
con pecados
y todo bajo la atenta mirada
de cien golondrinas
que surcan el cielo en las alturas.


Tiene que ver.

Hoy quisiera mandarte
el más bellos de los poemas,
hoy quisiera escribirte
los  más dulces versos,
hacerte feliz con ellos
y conseguir arrancarte
una alegría, una sonrisa
que después te llevases  a la cama.

Pero no se me ocurre nada
porque todo lo que se me ocurre
son unos sentimientos
y unas cosas
que sólo me pasan
cuando te recuerdo
o cuando estoy contigo.

Sinceramente,
no se como se escriben
ni se que palabras
hay que utilizar.

Pero tienen que ver con el amor
y con esta locura mía
de estar escribiéndote un poema
a las cuatro de la madrugada


TÚ.

Tu nombre rima con rosa
con clavel y con brezo
porque  tienes mil nombres
porque eres rubia y morena
de ojos verdes, azules o marrones.

Tú , no se bien quien eres
pero estoy seguro
que existes
porque te he visto
 muchas veces
y te has ido otras tantas
y has reído y llorado al mismo tiempo.

Tú, eres norte y sur
levante y poniente
la umbría y la solana
el mar o el desierto.

Tú, eres tú
y no se quien eres...
Y unas veces vas...
Y otras veces vienes. 


Un mundo.

Sentado en el umbral
de una estrella
veo pasar los planetas.

Dando vueltas
y vueltas
cada uno de un color
y de una textura diferente.

Tú, eres morena,
azul cielo
de suaves cordilleras
de ojos negros...
Tú,
 eres un mundo precioso
para vivir,
un planeta distante.


Pájaros.

Pájaros de la brisa
cantar a mi alrededor
volar entre los vientos
llevarse de una vez
su sofocante recuerdo.

Traerme frescura en vuestro vuelo,
traerme en la brisa envuelto
algún despojo de los sueños.

Entre sombra y arena
piar y piar pájaros de la brisa
llevaros su recuerdo
devolverme la sonrisa. 


La rosa del Sol

Morena la sombra del rosal
 envuelta en verdes de luz
rojas flores,
juventud...

Cortaré la rosa del Sol
enredaré mi alma en sus aromas.
¡Dios mío tan alto el rosal!
enclavado en la cima de la loma.

Se llama amor
mi amor;
la flor del Sol y de las sombras.


Recuerdos.

Déjame recordar
 a mi primer amor
del que ya sólo recuerdo
alguna brizna de amor
hecha de recuerdos.

Sol en los valles
un  eclipse en su melena
ese amor, mi amor
que me subió a las estrellas
que me lleno de humedad los labios
que me aderezo de canela,
el más dulce amor
de una eterna luna llena.
Recuerdo del primer abrazo
a la luz de las farolas
después llegaría el día
 montado sobre una ola,
un abrazo, un beso, una caricia,
Y yo estaba con ella
Incluso cuando ella estaba sola.

Mi primer amor, amor
no sabe que yo la recuerdo
en mi corazón, en mi almohada
en el barco que fui yo
en el mar
que fueron sus miradas.

Mi primer amor
al que a veces recuerdo
al que nunca me cansé
de mandarle mis besos,
mis besos,
en una carta de sueños
por cartero el viento, amor,
por sello los recuerdos.


   

Una noche de bodas.

Ya te dije te quiero
en una noche de arroz
guitarras sobre los cielos.

Ya te dije que me vuelves loco
que eres mi  deseo,
mi vida,
mi lucero,
eres la voz que me quema
y tus palabras
están hechas de hielo.


El paseo nuevo.

Mi parque es escarcha en las fuentes
estío a la sombra de los moreros
aromos llenos de flores
y de las palmeras cuelga un lucero.

Gorrines por todas partes
damas de noche y olor a romero
en el árbol de la esquina
tiene su nido el jilguero.

Barro de vainilla
polvo de cristales de limón
acacias con racimos de nieve
arañao
tiene un banco el corazón.

Este es mi parque luna
este es mi parque cielo
esta es mi cuna de sombras
con una alfombra de albero.

No hay comentarios:

Deja un comentario