Opinión


MAS

Ser autónomo

Publicado por : El Morante a : lunes, 7 de abril de 2014 0 comentarios
El Morante
Por María Haldón Luna

En nuestra España, la de hoy, la de los seis millones de parados; en este país en el que otros tantos millones de personas son mileuristas (si llegan), ser autónomo parece una salida razonable.

Imaginemos a un profesional que factura mensualmente 2000€. Genial, es el doble de lo que cobra mucha gente. Además, como la única necesidad de ese profesional es un ordenador, no tiene unos gastos excesivos. Trabaja en casa, por lo que no hay alquiler de local, no tiene que pagar a proveedores (el ordenador se lo regaló su padre), no tiene que pagar a empleados (él ya se apaña solo). ¡Parece que nos atrae la idea! ¡Quiero ser autónomo!

Llega la hora de presentar la factura. 2000€ más IVA (21%), igual a 2420€. Ahora resta el IRPF (21%). Se queda con 2000€. Pero como debe abonar el trimestre el IVA generado a la Agencia Tributaria, en realidad su sueldo es de 1580€ (2000€ menos 420€). El último día del mes, además, tiene que pagar su cuota a la Seguridad Social. Pongamos que paga lo mínimo, es decir, 261€. Por lo tanto su sueldo vuelve a disminuir y se queda en 1319€. Si este autónomo es además, arquitecto, la cuota del colegio de arquitectos y el seguro de responsabilidad civil harán que su sueldo finalmente se reduzca a los 1000€. A cambio tiene una base de cotización de 850€, lo que significa que cuando llegue a la jubilación tendrá la pensión más baja (por haber estado cotizando lo mínimo, claro está). Por supuesto, no tiene derecho a paro. ¿Queremos ser autónomos? Yo ya no lo tengo tan claro. Hemos conseguido un sueldo de 1000€, pero no podemos considerarnos mileuristas. Hay algunas diferencias.


Autónomo funámbulo.
Un mileurista por cuenta ajena suele tener dos pagas extraordinarias, es decir, catorce pagas. Si el autónomo que gana 1000€ multiplica sus ingresos por doce meses y los divide entre catorce, (para hacer un cálculo más exacto que permita comparar) el resultado es… 857€!!! Y todo esto contando con que factura2000€ al mes, que tampoco es fácil. ¿Veis como ser autónomo no era tan bonito?

Puede parecer exagerado, pero no lo es. Así están las cosas. Los autónomos son un colectivo abandonado a su suerte. La crisis nos ha afectado a todos, pero ellos están más desprotegidos que nadie. No tienen los mismos derechos que cualquier trabajador. Si un mes sus pagadores se retrasan en el pago, ellos tienen que seguir haciendo frente a sus obligaciones con el Estado. Deben abonar el IVA aunque no lo hayan cobrado, si no lo hace sufrirá un recargo del 20% sobre la cantidad que sea. Si no paga a tiempo su cuota a la Seguridad Social, el recargo será del 5%...

El autónomo no tiene un plan de pensiones privado, incluido en el sueldo de muchas empresas, no puede permitirse el seguro de salud privado que le proteja frente a enfermedades que no cubre la Seguridad Social, como millones de trabajadores por cuenta ajena. 

El autónomo no es un emprendedor, es un superhéroe, un loco que confía en su talento, en la fuerza de su trabajo y en su destreza con los números para poder llegar a fin de mes. Pero mientras el Estado no reduzca la presión a la que lo someten, lo que debería ser el pilar fundamental de la economía, en la que el autoempleo genere a su vez empleo y sea más potente que las grandes estructuras empresariales, que mantienen sus objetivos a costa de despidos indiscriminados, no avanzaremos. 




María Haldón Luna

Arquitecto, Urbanista, desempleada, intento fallido de autónomo (a la espera de convertirme en mileurista, si puede ser en mi pueblo. Ojalá las cosas cambien)

No hay comentarios:

Deja un comentario