Opinión


MAS

Calañas toma oxígeno

Publicado por : El Morante a : jueves, 26 de febrero de 2015 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,



Por José María Ortega.


Abrió la mina de Sotiel Coronada, una maravillosa noticia para nuestro pueblo y por extensión para nuestra comarca. Algo que parte, como siempre de la iniciativa extranjera, según nos cuenta la historia y podemos remontarnos miles de años atrás. Con la mina abierta, Calañas toma vida. Ya cuando Almagrera estaba en pleno funcionamiento, el pueblo tenía unos ingresos más que interesantes de los que aún viven muchas familias y también una población más numerosa. Éramos una localidad donde la gente venía a vivir en busca de trabajo, igual que pasa ahora, igual que pasó cuando los ingleses explotaban Sotiel, la Torera y la Zarza. Por aquellos entonces Calañas tenía censados más de 25.000 personas, aunque me consta que vivían en nuestro pueblo alrededor de 50.000 almas.

Indudablemente queremos más, queremos que parte de esas riquezas que se extraen de nuestras entrañas, se quede entre nosotros, en forma de sueldos, contra más calañeses haya trabajando en la mina, mejor. Pero reconozcamos que con las minas abiertas Calañas fluye. Los mineros tienen trabajo, los hijos de antiguos mineros tienen trabajo, nuevos mineros tienen trabajo y alrededor de ellos encontramos trabajo de forma directa o indirecta muchos más, porque Calañas se espabila poco a poco, despertando desde las entrañas de la tierra.



Pronto habrá elecciones para gobernar Calañas. A esos candidatos a gobernarnos, ahora que el pueblo va espabilando, les pido que piensen en luchar por eso que dije, porque la mayor parte de ese tesoro se quede entre nosotros. Pero a ese futuro alcalde o alcaldesa lo que no se le puede olvidar es que la mina algún día volverá a cerrar, ojalá lo más tarde posible y después volveremos a ser un pueblo de jubilados y jóvenes que se irán para buscarse la vida.

Ahora que la cosa va bien, o por lo menos regular, o por lo menos no tan mal, es cuando hay que pensar en todo eso que podrá permitirnos seguir viviendo en este rincón del Andévalo, cuando explotar las minas de la franja pirítica no sea rentable.

A ese alcalde o alcaldesa les pido que busquen riquezas fuera de la mina en el turismo, en la agricultura, en la ganadería, en la artesanía, en la naturaleza, en las aguas, en la gastronomía, en nuestro clima, en la idiosincrasia de nuestras gentes, en nuestro folclore, en nuestras tradiciones, en nuestra historia, en esas mil ideas de los jóvenes emprendedores, en las viejas ideas de nuestros padres y abuelos, en esos centros turísticos que sin estrenarse se están convirtiendo en ruinas, en nuestra arquitectura… en todo.



Les pido señores gobernantes, que no todo sea mina. Por supuesto, luchen porque tarde en cerrarse y, si es posible, que no cierre nunca y que abra la de la Zarza y Torera y las que hagan falta. Pero por si cierran, a partir de ya, imaginen un pueblo donde quedarse a vivir dignamente sea posible, aún teniendo las minas cerradas. Eso garantizará de forma más estable el futuro de nuestros hijos.

Gracias Matsa, por darnos oxígeno.

No hay comentarios:

Deja un comentario