Opinión


MAS

Y ¿Ahora qué?

Publicado por : El Morante a : martes, 26 de mayo de 2015 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,
Por José María Ortega.

Pues aún con la resaca del referéndum del domingo, con esos datos confusos que aún no han sido corregidos en los estamentos oficiales, con ese millón de whatsapp, y esos mensajes en facebook que entre, unos y otros, crearon un desconcierto digno de un guión de película. Ya, fríamente, analizaré los datos y la campaña tal y como yo lo veo, algo parecido a una partida de ajedrez.


Ganó el PP, pero no lo suficiente, no todo lo suficiente que parecía en un principio, pero ganó, lo que provocó que por primera vez en la historia de estás elecciones el PSOE no fuese el partido más votado. El PP hizo una campaña ambiciosa, llena de presencia casi a diario en las calles y en las redes sociales, rozando lo empalagoso, tenaz, desde un principio intentado implicar a todos, que todos se sintiesen parte del proyecto, muy buen movimiento, pero eso funcionó en Calañas, indudablemente el PP apostó por Calañas "distrito federal", no olvidando, pero sí, no apretando tanto en los núcleos mineros. La apuesta era clara, y arriesgada, sacar mucha ventaja en Calañas, para intentar poner un colchón lo suficientemente grande, para amortiguar la segura derrota en la Zarza, y le salió bien, aunque no lo suficiente bien. Los 200 votos que llegaron en 2011 de la Zarza hubiesen dado la mayoria absoluta. Por muy poco se quedó sin el premio gordo.


El PSOE aparecía en las redes sociales pero no tan asiduamente, no tuvimos noticias de mítines en Calañas, aunque si en la Zarza, su presencia en las calles era más moderada, si el PP rozaba lo empalagoso, el PSOE acariciaba la indolencia. Su estrategia era jugar a caballo ganador, su fortín en la Zarza allí, se cerró la campaña. Una jugada que siempre le ha salido bien, los votos de Calañas que suelen ser muchos, hagan la campaña que hagan, más los muchísimos que se consiguen en la Zarza, una formula infalible, hasta el domingo. Seguro que no contaban con que el PP casi los doblaría en Calañas y que en la Zarza el voto no llega por acto reflejo, sino por convicción política y esta vez no había tantas personas convencidas. Tomen nota. El PSOE perdió, pero no perdió del todo, por muy poco.


IU aparecía como un invitado de piedra, y más después de la nerviosa participación de su cabeza de lista, en un programa televisivo, que le descartaba prácticamente de las quinielas. Pero ellos sabían perfectamente cual era su papel en estas elecciones, buscar esos votos de Podemos en las autonómicas y esos votos, que no eran pocos, de los descontentos con PSOE que no se atrevía a votar al PP y, por supuesto, los propios de IU. Su baza era ese concejal que podía desequilibrar el equilibrio. Y lo consiguieron, jugada perfecta. Con muy poco tienen para rellenar el poco que le dio vida al PSOE y ese poco que le faltó al PP para la mayoría absoluta.

¿Y ahora qué? IU tiene en sus manos el destino de nuestro pueblo. Por afinidad de siglas el PSOE tiene ventaja. Por apego personal, todo hace entender que con el PP se llevan mejor. Si el interés por gobernar se basa en el interés, se venderá al mejor postor. Si su interés es el de sus votantes, verá con quien tiene más puntos en común en su programa electoral. Si las órdenes vienen de arriba, pues se irá con quien le digan. O quizás decida no pactar con nadie, y votar en cada moción lo que crea mejor para el pueblo. O, quizás todo sea más sencillo, y el PSOE, asuma su derrota y como dice su líder andaluz, Susana Diaz, se respete y se deje gobernar a la lista más votada.
De todas formas, IU pasa a ser protagonista. Esperemos que decidan lo que decidan, estén tan acertados como en su estrategia para la campaña electoral.

En esto cada uno tiene su opinión. Esta es la mía

No hay comentarios:

Deja un comentario