Opinión


MAS

Davinia Redondo y la vocación de ayudar

Publicado por : El Morante a : lunes, 1 de junio de 2015 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,



Por Juan José García 

Davinia Redondo García es una abogada de la Zarza, que tras finalizar su carrera decidió montar su propio despacho, esquivando el drama de la emigración al que se enfrentan tantos jóvenes como ella. Emprendedora e inquieta a partes iguales, no tardó en ponerse en contacto con este periódico, para ofrecernos artículos con información relevante sobre asuntos jurídicos, y consejos para evitar problemas comunes que podrían sernos de gran utilidad. Un servicio que ya venía ofreciendo a más de 400 seguidores de su página de Facebook “DR Abogados & Asesores”. 

Pero además, nuestra nueva colaboradora pondrá a disposición de todos los seguidores de este periódico, la posibilidad de que se le puedan formular dudas que requieran de un breve asesoramiento jurídico, el cual ofrecerá de manera gratuita y desinteresada a todos los que así nos lo hagan llegar a nuestro correo electrónico: elmorante.es@gmail.com. 

Celebramos la llegada de alguien dispuesta a compartir sus conocimientos e ideas en esta web, desde donde cualquiera puede expresarse bajo el manto del respeto. Por eso creo que era oportuno, que el primero de los artículos que contuviera el sello de su pluma, fuera una entrevista que hiciera la función de presentación:

En primer lugar darte la bienvenida al Morante.es, sobre todo por brindarnos este servicio, que podrá ayudar a todos aquellos que necesiten una asesoría rápida y no puedan costearse un abogado. Creo que es una labor que honra y ratifica en parte tu vocación. ¿Qué es lo que te aporta está parte de tu trabajo, en la que no existe el móvil económico? 

Indudablemente, satisfacción personal. Me considero una persona muy servicial y, el Derecho se ha convertido en una de mis mayores herramientas para poder estar al servicio de los demás.
No entiendo el ejercicio del derecho sin un profundo sentimiento vocacional.
Institucionalmente la defensa es gratuita y universal para personas que no disponen de medios suficientes para costear estos servicios de manera privada; por lo tanto no pretendo que éste sea mi cometido en este medio. Sí me gustaría acercar el derecho, y toda la información jurídica posible, a todos los lectores de Morante.es
Me considero una abogada cercana y volcada por entero a mi profesión. Quiero ayudar, con este altavoz que me brindáis, a todos los que crean que sus derechos están siendo atropellados por cualquier circunstancia.
Sinceramente, estoy muy ilusionada con este reto, y aprovecho para daros las gracias por esta oportunidad

 ¿Qué te ha llevado a querer expresarte en este periódico?

Los medios de comunicación, hoy en día son imprescindibles para que intercambiemos información. Los medios locales cumplís un servicio impagable, y colaborar como abogada en el periódico digital de mi municipio me posibilita hacer llegar, un servicio básico como el derecho, a la mayoría de la población. Así como, llevar a cabo el proyecto con el que nació este periódico y con el que por aquel entonces ya se contó conmigo.

Trabajar en tu tierra en aquello que has estudiado no es un privilegio del que puedan presumir la mayoría de los jóvenes, la generación más formada de nuestra historia, sometida a una constante fuga de cerebros que debilita los cimientos de la investigación e innovación en España. ¿Consideras que has tenido suerte, o no crees en esa palabra?

En principio pienso que la suerte es una consecuencia, no una causa.
Quiero empezar dejando claro que soy una persona muy optimista y que creo que lo mejor está por llegar. Creo que el esfuerzo personal tiene su recompensa. Soy una persona comprometida con mis principios, y ese es el motor de mi vida.

Sin duda las circunstancias han hecho que muchos compañeros y amigos no hayan visto salida en nuestro país y salir fuera sea la única posibilidad para tratar de desarrollar su carrera. Me duele la situación y ojalá cambie pronto. Pues es trágico que aquéllos que no quieren abandonar su país (el nuestro, o cualquier otro) tengan que hacerlo por una ausencia total de oportunidades.
Es un problema de estados y gobiernos y requiere una solución profunda, y de consenso entre todos. En mi caso particular, quizás mi apuesta por el autoempleo, con todas las dificultades que eso supone, me posibilita con grandes dosis de esfuerzo y dedicación, a no tener que haber hecho las maletas: eso sí es una suerte, pero es la consecuencia de una elección personal.


¿Cuál ha sido el secreto de tu éxito en tu aventura por el difícil reino de los autónomos? 

No cabe duda que cualquier decisión tomada con idea de emprender un nuevo negocio, ya sea empresarial, profesional o personal, hoy en día es tanto como arriesgarse a una gran aventura.
El éxito quizás es haber conseguido crearme una oportunidad de futuro. Son momentos muy difíciles y el autoempleo, como he mencionado anteriormente, se ha convertido en una de las pocas opciones de conseguir un hueco en el mercado laboral, pero sin duda estoy en una carrera de fondo donde lo más difícil es mantenerse. Aún así, con todas las dificultades, me gustaría enviar un mensaje de ánimo a todos los jóvenes, y también a los que no lo son tanto, para que luchen por sus sueños y si tienen una idea o detecten una oportunidad que luchen por ella. Hay que ser proactivos porque hoy nadie nos llamará a nuestra puerta para traernos un trabajo de esos de “para toda la vida”.



 ¿Qué rama del derecho, o tipos de casos son los que más te atraen?

Esta es una buena pregunta. El derecho es muy amplio, y de alguna manera, igual que la sociedad también evoluciona.
Realmente desde estudiante mi planteamiento vital y profesional es tratar de ayudar a solucionar los problemas de las personas. El ejercicio de esta profesión es un camino directo a conseguir esto. Formativamente hablando me incliné por el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social, pues cuando me licencié alterné el Máster Oficial en Prevención de Riesgos Laborales con otro, de Asesoría Laboral, de un organismo privado. Y esto tiene su razón de ser en que siempre he sido muy reivindicativa y considero al trabajador el eslabón más débil en la cadena productiva.
No obstante, sumado a que el despacho donde realicé mi pasantía y en el que actualmente soy Abogada es un despacho multidisciplinar, esto es, que desempeña su labor jurídica en todas y cada una de las ramas del derecho, y porque personalmente, no puedo evitar el rechazar cualquier asunto porque no sea de la jurisdicción social, ya que considero que cualquier persona que se pone en contacto conmigo solicitando mi ayuda debo de aportársela y porque, disfruto en cada pincelada jurídica que doy, ejerzo mi labor de jurista en todo sus medios y formas. Para ello, mi formación y profesión continúo y continúa desarrollándose en todos los ámbitos del Derecho.
No descarto en un futuro, centrarme únicamente en algunas ramas concretas del Derecho.

Desde que comenzara esta web, una de nuestras prioridades fue encontrar colaboradores de La Zarza, El Perrunal y Sotiel, en la que yo personalmente no dudé en hablar con ambos alcaldes, y algunos colectivos a los que les podía interesar publicitar sus eventos o ideas de manera gratuita, en una página que ya supera las mil visitas diarias. A pesar de haber recibido pequeñas colaboraciones, aunque no por ello menos importantes, nos cuesta involucrar a gente como tú. ¿Consideras que puede ser culpa de la gestión del periódico, o crees que podría ser causa de la pasividad de la gente a expresar algo, aun cuando podría beneficiarle el fomento de dicha expresión? Y ya de paso… ¿Conoces a más “Davinias” que quieran colaborar?

La verdad es que colaborar con un medio de comunicación supone un compromiso en todos los sentidos, y seguramente muchas personas no estarán dispuestas a afrontarlo.
Yo personalmente lo veo como una oportunidad de expresión magnífica, y aprovecho para invitar a todos los que lean esta entrevista a que se animen a participar. La libertad de expresión es un derecho básico.

¿A qué tipo de problemas te has enfrentado, a la hora de establecer tu propio despacho jurídico?

Me das la oportunidad con esta pregunta, de agradecer a todos los que me han ayudado a conseguir que mi despacho hoy sea una realidad. Gracias desde aquí a todos, porque sin su ayuda seguramente el camino hubiera sido mucho más difícil.
Quizás la mayor dificultad a la hora de emprender, es que inicias un camino en solitario. Cuando empiezas eres un desconocido, y tienes que estructurar una estrategia donde se reúna el compromiso, la seriedad y la profesionalidad. Es un camino largo, pero al final empiezas a recoger los frutos.



 ¿Crees que la justicia de España actúa por igual frente a todos los ciudadanos?

Pregunta difícil.
Sobre el papel, sin duda lo es; nuestra norma suprema, la Constitución Española, lo recoge en su artículo 14 que “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”
Ahora bien, en la práctica, y sólo hay que ver qué está ocurriendo y qué nos cuentan los medios de comunicación, el poder y el dinero parece que son circunstancias que discriminan positivamente a quienes lo tienen. Sin duda los recursos económicos son determinantes en cualquier aspecto de la vida. El derecho y la defensa jurídica, desgraciadamente, no están fuera de esta realidad.



¿Firmarías la independencia de La Zarza?

Por supuesto, porque incluso la he promovido. Y a pesar de que soy de las personas que piensa que la unión hace la fuerza, este dicho no puede ser válido para este caso concretamente.
Aunque para algunos la independencia es un capricho, para La Zarza sería una herramienta para que ésta pueda ser mejor, ya que contamos con todos los medios posibles para poder ser autónomos, sin depender de nadie y ejercer nuestros derechos como un pueblo soberano. Desapareciendo esta situación de sujeción en la que se encuentra mi entidad, dejará de estar anulada su voluntad y limitada para tomar decisiones fundamentales. Debe de desaparecer esa dependencia política propiamente, para que, por consiguientes desaparezcan todas las demás.
La autodeterminación es "un derecho de los pueblos para poder disponer de sí mismos”, y esta capacidad, la de autodeterminación de un pueblo, está por encima de cualquier interés. 


 ¿Monarquía o república?

Lo primero es que se le permita la sociedad elegir la forma de estado, en sus distintas expresiones, que quiere.
Creo en la democracia sobre todas las cosas, pero para mí, ¡y me mojo!, la república es una fórmula de Estado más igualitaria y mucho más en sintonía con los tiempos que nos ha tocado vivir.

 La definición de un buen abogado siempre ha ido relacionada con el número de casos ganados, ya sean inocentes o culpables sus clientes en dicho proceso. ¿Serías capaz de engañar a jurado, haciéndole ver que tu cliente es inocente aun cuando sabes que no lo es, o estarías obligada a rechazar el caso?

Nunca me he encontrado en esta tesitura. Partimos de la base de la igualdad de todos ante la Ley, así como el derecho fundamental a la defensa que también tenemos todos. A partir de ahí, sólo las circunstancias personales o morales de un letrado le pueden llevar a la renuncia a la defensa de una persona.
Considero, como principio deontológico, que los abogados no engañamos: defendemos unos derechos, con todas las herramientas que nos procura el marco jurídico.
Cuando alguien está claro que ha cometido un delito, será juzgado por él, y si las pruebas y el Juez así lo determinan, responderá judicialmente. Los abogados, en las peores circunstancias que nos podamos imaginar (delitos de sangre, violaciones, atentados, etc…) tenemos que luchar por los derechos de estas personas, culpables o no del delito.

La justicia española se caracteriza en parte por su lentitud y opacidad. ¿Cómo crees que se podría solucionar este problema, sin que suponga un gasto o esfuerzo extra?

Sin gasto y esfuerzo extra dudo que se pueda resolver este problema. La lentitud de la justicia es por el gran volumen de casos que se dan cada año en todos los tribunales nacionales, congestión, que ni las tasas judiciales pudieron paliar.
Para erradicar este problema hace falta más personal, o que el que está sea más eficaz y eficiente en su trabajo, y no estoy diciendo con ello que no lo sean. Si hace falta más formación y más motivación.

 ¿Qué es lo que te hace más orgullosa de ser de La Zarza, y que es lo que te gustaría cambiar de ella?

Para mí La Zarza es un orgullo en sí.
Quien me conoce fuera de La Zarza conoce también lo que significa para mí ésta. Todos mis amigos situados fuera de la Localidad, o, casi todos, han visitado mi pueblo y como siempre me dicen, llevabas razón, ¡qué hermoso lugar!, mi Zarza es mucha Zarza. Aunque bueno, que voy a decir yo del pueblo que me tiene enamorada, no puedo ser objetiva, hablando de ella.
La gente de ella son un orgullo para mí, en ella están mi familia y parte de mis amigos.
Lo único que cambiaría de ella, o de alguna de su gente, son la conformidad con la que afrontan los problemas de todos y, por supuesto, la mentalidad tan arraigada de algunas personas, como siempre digo, existe más vida detrás de los cerrejones.
Me considero una persona muy liberal y personalmente no me importa la vida personal de mis vecinos.

¿Cuál consideras que es el mayor problema, ante los constantes casos de corrupción política que vemos en el panorama nacional? ¿La mala justicia, la falta de ética y vocación en un sector amplio de la clase política o la pasividad de la ciudadanía?

La justicia no se puede tachar de mala, sí de lenta, pero no de mala. Evidentemente la respuesta es la falta de honradez, ética, humanismo y la poca vocación de servicio público de los dirigentes a un pueblo que les ha votado. Es un problema que hay que atajar de raíz, porque es absolutamente insostenible.

 El año pasado, la junta de Andalucía decidió proteger, al inscribir en el catálogo general del patrimonio histórico andaluz, la cuenca minera de La Zarza-Tharsis. ¿Cómo ves que se ha recibido esta buena noticia?

Desde que lo supe, con muchísimo orgullo, pero también con un sabor agridulce. Creo que nuestro pueblo se merece más. Sigue siendo un gran desconocido, una localidad que es uno de los referentes en Andalucía para conocer la evolución de la actividad minera.


 Con respecto al debate de la tauromaquia, ¿la entiendes como un arte imprescindible de nuestra cultura, o como una vergüenza nacional?

Creo que el debate es mucho más que “toros sí o toros no”.
En este asunto no puedo opinar demasiado porque nunca he asistido a un espectáculo de tales dimensiones, ya que no me gusta que los animales sufran.

 Y ya para acabar. ¿Podrías adelantarnos algo sobre el primero de tus artículos para elmorante.es?

Mi compromiso es acercar el derecho, sin demasiados tecnicismos a todos los vecinos. A veces no es todo tan complicado como parece, y la solución a los conflictos está más cerca de lo que creemos. Así que animo a todos, y esta paisana vuestra está deseando poner su granito de arena.
Tras esta entrevista, mi primer artículo me gustaría que tratase sobre la importancia o no de otorgar testamento y la formas de hacer el mismo.



No hay comentarios:

Deja un comentario