Opinión


MAS

Manifiesto del día de Andalucía en Calañas

Publicado por : El Morante a : lunes, 29 de febrero de 2016 0 comentarios
El Morante
Publicado en :



El pasado domingo se celebró en el "Paseo Nuevo" de Calañas, el día de Andalucía. Un acto multitudinario que comenzó con las palabras del alcalde de Calañas, el cual dio paso José María Ortega, que leyó su emotivo manifiesto, escrito para la ocasión, cuando se cumplían las 12 del medio día. Después, la banda de música "Cristobal Llanes" de Calañas, interpretó el himno de Andalucía a la vez que se izaba su bandera. 

La banda siguió tocando otros temas, armonizando un gran día de convivencia en el que los vecinos del "Paseo Nuevo" se volcaron con la cita, poniendo refrescos y un picoteo para los asistentes, a lo que se le sumó la gran paella preparada por el Ayuntamiento de Calañas. Un gran ambiente para celebrar el orgullo del que no solo ha nacido en esta comunidad autónoma, sino que la siente como parte de su propia alma. 



Para describir este sentimiento, que tan inefable resulta a la vez, nadie mejor que José María Ortega, un enamorado y poeta de su tierra. Adjuntamos a continuación el manifiesto al completo, que escribió y leyó para el día de Andalucía, poniendo los pelos de punta a la mayoría de los asistentes: 


Soy hijo de Andaluces, nací en Andalucía, soy andaluz, y no sólo soy andaluz además me siento andaluz, en esta plazoleta, que podía ser una plazoleta cualquiera, pero para mí es la plazoleta, entre estos bloques, que podrían ser unos bloques cualquiera, pero para mí son mi casa, en este parque, que podía ser un parque cualquiera, pero para mí es mi vida.

Aquí, aquí es donde yo aprendí a ser andaluz, un niño que comenzaba a soñar entre bolinches, y la escopetilla de plomo, un adolescente que aprendía a soñar en el club y daba su primeros besos a escondías, un joven soñador de amores y luchador en el trabajo, un hombre que empieza a cumplir sus sueños, un hombre andaluz, siempre andaluz, andaluz como mi Paseo Nuevo, humilde, luchador, alegre, apasionao, Andaluz como mi Calañas, blanca luz, destellante, acogedora.

Yo soy de esta tierra como el brillo del Sol que se cuela entre los moreros, como el barro amarillo del albero tiritándole al Invierno, yo soy de esta tierra como el piar de los gorriones, como el sonido de la maca en las noches de Verano sentao al fresco, como el olor a tierra mojá en las mañanas de Otoño, rompiendo el alba con una jaula en la mano, Yo soy Andaluz de Coronada y volantes en la Primavera.

Y no me avergüenzo de hablar como hablo, presumo de ello, presumo de hablar igual que mis padres y abuelos, ni me avergüenzo de llorar delante de una imagen de madera llevá por costaleros, esa imagen representa casi to lo que soy, porqué si tú ves un trozo de madera, el andaluz además de mirar con los ojos, sabe mirar con el alma, prueba a mirar con el alma a la Coronada y me cuentas lo que ves.

Yo no me avergüenzo de que escuchando un fandango los pelos se me pongan de punta. Yo no me avergüenzo de dormir la siesta, y a esos que dicen en tono jocoso, que los andaluces inventamos la siesta decirles, que la siesta la inventó el sueño, porque nuestros padres, nuestros abuelos, se levantaban a las cinco para aprovechar la luz del día, porque en mi Andalucía, en verano, amanece muy temprano, y es de día hasta la diez de la noche, que es mentira, que a las diez aun es de día, y nuestros abuelos trabajaban de Sol a Sol. 

Y el sueño le dijo: ¡compare! ¿Tú cuando vas a dormir? ¿A ti que te parece que después de comer, cuando hay cuarenta grados a la sombra, ¡a la sombra! Dejas de trabajar al Sol y te pegas una cabezaita? Si señores, la siesta nació en Andalucía pero no porque fuésemos unos holgazanes, sino porque nuestros antepasados eran esclavos del trabajo. Igual que todos nosotros, andaluces trabajadores.



Los andaluces somos como somos, pero no como los enteraillos de por ahí que quieren dibujarnos, No somos perfectos simplemente somos del sur. Vivimos como el clima nos permite, como la historia nos curtió, como los palos que nos han dao, uno tras otro, nos enseñaron, como el espíritu de esta tierra nos dice que vivamos, Así me enseñaron a vivir y así enseñaré a vivir a mi hija. Yo presumo de ser andaluz, de sentirme andaluz, de vivir en Andalucía. Pero en Andalucía, si me preguntas de donde soy, te digo con la cabeza bien alta, que de Huelva, y si me preguntas en Huelva de donde soy, les digo presumiendo, que de Calañas, y si me preguntas en Calañas, a corazón abierto te digo que yo soy del Paseo Nuevo. Viva Andalucía.

(José María Ortega  28-2-16)


No hay comentarios:

Deja un comentario