Opinión


MAS

Entrevista a Rodrigo Delcán, pregonero de la Romería 2016

Publicado por : El Morante a : miércoles, 23 de marzo de 2016 1 comentarios
El Morante
Publicado en : ,



Por Juan José García

A sus 37 años recién cumplidos, Rodrigo Delcán se convertirá este domingo, en uno de los pregoneros más jóvenes de la historia de nuestra Romería. Una propuesta que ha recibido con la alegría y el orgullo que solo pueden llegar a concebirse, una vez se es elegido para tan solemne cometido, escribiendo de esta manera un nuevo capítulo en la historia de los calañeses y nuestra Patrona. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Sevilla, actualmente trabaja y vive en Sevilla.
Desde hace once años, trabaja en la empresa ELECNOR, S.A., actualmente como responsable del Departamento de Administración del Negocio Interior de la Dirección Sur, aunque siempre que se lo permite el trabajo, escapa de la rutina laboral para ponerse a ejercer en aquello que le apasiona, que no es otra cosa que colaborar, velando por las tradiciones, el culto y el folclore de nuestro pueblo.

Ha sido miembro de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Cautivo y María Santísima en su Amargura, y costalero de la Virgen de Coronada desde el 2002, año en el que conoció a la mujer de su vida, con la que hoy forma una feliz familia.
Su vinculación frente a todo lo que tiene que ver con la Virgen de La Coronada, la ha vivido desde muy pequeño, y a pesar de su temprana edad con respecto a otros pregoneros, podemos decir que se ha ganado de sobra ese honor, demostrando su implicación, además de saber expresar sus sentimientos por nuestra Patrona como muy pocos, ya que entre otras cosas es el autor de una de las sevillanas más hermosas que se han escrito en su nombre, con motivo del 300 aniversario de la creación de la Hermandad.

Por su sensibilidad, corazón, madurez, y por esa seriedad aparente que en segundas instancias esconde grandes dosis de un ingenioso sentido del humor, podemos atrevernos a presagiar que estaremos ante un pregón que nos sumergirá a todos en océanos de emoción.



Lo primero darte las gracias por colaborar en esta entrevista, pero sobre todo felicitarte una vez más por el privilegio y el orgullo de ser elegido para pregonar los actos en honor a nuestra Patrona.
 ¿Qué se siente cuando alguien de la Hermandad te dice que vas a ser el pregonero?

Gracias a ti por tus bonitas palabras de introducción, pero creo que te has excedido en halagos, querido Juan josé. Solo intento ser uno más de entre los calañeses, que hemos aprendido en nuestras familias y en nuestras calles, que hay que sumar para engrandecer el esplendor de nuestras fiestas patronales y sobre todo, para que perdure el Amor a la Virgen de Coronada.
Hasta hoy, había procurado mantenerme en mi mundo, para saborear esa paz, que me ha dado cada minuto que he dedicado a escribir el pregón a la Virgen de Coronada. Pero reconozco que tu llamada me acerca ya a la realidad que vamos a vivir en estos días. Me acabas de abrir la caja del cosquilleo en el estómago. Así que a ver cómo te portas…con tus preguntas… pero solo espero que no te ilumine mucho la habilidad y el ingenio que te caracteriza, y consigas desvelarme aquí lo que quiero mantener guardado hasta el día del Pregón. ¡Jejej!

¡Sentimientos del comunicado! Eso no se puede explicar. El hecho de estar citado a prisa y corriendo y de manera tan sorpresiva, en un lugar insólito, como pocos, para lo que sería el notición de después, ya me predisponía desconcertado. Me citaron, como digo, en “la futura casa de mi amigo Román”, aún en obras, entre escombros. Bueno, perdón, ya la tiene “mu avanzaita”, ¿eh? y, en poco tiempo, será lugar de encuentro a invadir por sus amigos para seguir compartiendo nuestra amistad. ¡Toma nota, Ana Hurtado! Para mí, siempre será el salón donde me hicieron el mejor galardón que pueden hacerle a mi persona.

Entre tanto, yo seguía inocente y absolutamente perdido, junto a Myriam y mis dos hijos en nuestros brazos. Y de frente, esperándonos desencajados, mis amigos María Haldón y Román Limón; y completando aquel cuadro, Cande y Mari Loli, la Hermana Mayor. En común, todos ellos, ser miembros del Cabildo de la Hermandad.

Dime tú, qué pasa por tu mente en milésimas de segundos ante tal situación. Solo me alivió una rápida Mari Loli que, con su ávido y espontaneo desparpajo, salió al paso soltándome un “rollo” de algo así como que necesitaban un miembro más en la Hermandad, ante la inminente baja que se le había presentado de alguno de ellos.

Y entre tanto, mi inicial bloqueo mental me tenía noqueado y seguía sin poder comprender la situación. Quería contestar rápido con un Sí. Un No. Un No sé. Un…espera un poco y déjame que me lo piense. Un… yo no puedo ahora mismo…Pero, a la vez, como os digo que no… Finalmente, ante mi empanada mental, se decidieron a entregarme una Carta que, tuve que reiniciar varias veces, porque a medida que avanzaba la lectura, una y otra vez, mi desconcierto, me tenía tan bloqueado que no era capaz de entender lo que leía. Hasta que, por fin, un salto de mi vista al último párrafo del escrito, me llevó directamente a donde relucía en grande la palabra PREGONERO.
Sin duda, fue uno de los momentos más desconcertantes pero a la vez, más gratificantes y felices de mi vida. Los que estaban allí, guardaremos para siempre, en nuestros corazones, el emocionado momento.



¿Qué es para ti la Virgen de Coronada, y que pasa por tu mente cuando la meces como costalero?

Creo que para explicar el significado de la Virgen necesitaría una vida entera. La Virgen de Coronada es un cúmulo de experiencias y sentimientos personales. Experiencias que, varían en cada etapa de nuestras vidas, incluso de un día para otro, cuando menos lo pienses. La Fe a la Virgen no se puede descuidar, hay que alimentarla en cada situación que se nos presenta, buena o mala. Y en este sentido, los calañeses, somos fiel testigo de ello y acudimos a Ella a cada instante.

La Virgen de Coronada es una más en la vida de los calañeses, como pueden serlo nuestros seres humanos más queridos. Ella está ahí a diario. Aunque a veces, hasta intentemos prescindir de sus “palabras”, de sus consejos. Siempre está, nunca se va.
Necesitamos invocar su nombre, hablarle, mirarla, escucharla, para convertir en bienestar algún problema a la hora que sea. Yo creo que no hay un calañés ni calañesa que no la nombre todos los días. O le pida, y Ella, no le de.

Y con todas estas sensaciones, creo que son las que nos llevaron, hace unos años, a unos cuantos amigos y a mi, a acercarnos a Ella a través de aquellos Costaleros. Queríamos formar parte de aquel mundo. Allí, nos acogieron con los brazos abiertos y a la vuelta de los años, podemos decir, tanto los que ya estaban en aquellos años y hoy permanecen, como los que llegábamos noveles pero con muchas ganas, nos hemos enriquecido mutuamente y hemos compartido juntos una forma de hacer las cosas, un forma de sentir. Una forma de ver la vida que nos ha llevado a crecer como personas, como costaleros y sobre todo, como amantes de la Virgen.

Cerca del Paso, se ha ido creando en estos últimos años, una armonía que no se puede describir, cada uno acude con sus historias, siendo costalero o sin serlo, con una edad temprana o cargada de caminos, cada uno se acerca a su manera, y allí, el tiempo se para para todos por igual, encontrando respuestas a todas tus inquietudes. Ese ambiente que se ha ido creando en estos años alrededor de la Virgen, te reconforta y te ayuda a ver las cosas de otra manera.



Has formado parte de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Cautivo y María Santísima en su Amargura, pero ¿nunca te has planteado o piensas en un futuro, de cara a hacerlo en la Hermandad de la Virgen de La Coronada?

No sabes lo que me ha costado crear el pregón, no solo por la dificultad que me ha supuesto volcar en un papel mi parte emocional, o meterle el añadido de resumirla a media hora de tiempo, sino porque mi actual situación familiar, con niños pequeños, las muchas horas de trabajo, mi estancia fuera de aquí, me tienen absorbidos. Pero bueno, como se suele decir, uno se crece en las adversidades ¿verdad? y si Ella lo quiso así, así lo acepté y puedo decir, a escasas horas de soltar el pregón, que no me dejó solo en esta misión y en todo momento, estuvo ayudándome para que saliera algo “decentito”. Yo estoy satisfecho con lo que os voy a contar. Ella nunca me abandona.

Y claro que sí. Claro que mi amigo Miguel Hidalgo me ha llamado para formar parte de su futuro Cabildo (que será el próximo y si no es el próximo, el que Ella le tenga preparado). Y claro, que me he roto viéndolo como no quiere entender mis argumentos pero, considero que no es el tiempo para que yo pueda brindar mi esfuerzo personal y familiar, tal como necesita un Cabildo. Porque no me han enseñado a hacer las cosas por hacer. El que me conoce sabe que mi implicación sería de verdad, plena, total y, lo pasaría bastante mal, sabiendo que estaría solo a medias. Mi estancia en Sevilla, mi trabajo, mis niños, hacen que tenga que obligarme a frenar las directrices de mi corazón y pondere un poco más la razón. Tenemos que ser conscientes del momento de la vida que nos va tocando y me toca afrontar que es imposible.

No obstante, admiro el mérito del que se piensa ser miembro de un Cabildo y sobre todo, admiro el cariño y el desinterés con el que se trabaja para y por la Virgen de Coronada. Gracias a todos y cada uno de ellos, nuestra Romería mantiene el nivel que merece la Virgen.
Quizás, algún día, como creo que todo calañés desea, experimentaré tal cometido pero ahora no puedo.

Cierro la pregunta deseando suerte a los dos quintos, Miguel e Ildefonso. Seguramente, si no éste, en años venideros, seréis confiados para trabajar por Ella porque así lo merecéis.

Uno de los momentos mágicos de la visita de la Virgen de La Coronada a Calañas con motivo del 300 aniversario de su Hermandad, fue cuando a su paso por la casa de tus padres, le dedicasteis la hermosa sevillana que le habías compuesto. ¿Podrías hacernos una pequeña descripción de como viviste aquel momento?

Aquel día, fue una experiencia irrepetible para todos los calañeses. Se ha escrito y dicho mucho sobre las sensaciones de aquel momento y esa es la señal inequívoca de que tuvo un gran calado. Salió todo bordado. Cada puerta, cada esquina, cada rincón olía a Coronada.



En mi familia, hemos aprendido a hacer las cosas con el corazón y no había mejor oportunidad para sacar esas vivencias internas al umbral de mi casa. Allí, los artistas que tengo por hermanos, completaron aquel detallito que, como uno más de los muchos que hubo durante el día, fue nuestra pequeña aportación para uno de los días más hermosos, que ha vivido Calañas con su Patrona. Me aventuraría a decir, que no ha habido en los últimos 300 años tal unión y colaboración entre los vecinos del pueblo. Fue sencillamente maravilloso.


¿Has escrito otras piezas musicales, ya sean relacionadas o no con nuestra Patrona?

¿“Piezas musicales”? ¿Yo? Esta pregunta me asusta un poco ¿eh? Sobre todo, si te la hace un creador nato como tú. Por favor, por respeto, a los verdaderos profesionales locales del verso, la prosa, la oratoria y de la música que, sobradamente tenemos en nuestro pueblo, a mí solo me queda deleitarme con vuestras creaciones y regocijarme en ellas.

Disfruto más apreciando vuestras creaciones, que creándoos mis propias apreciaciones. Lo paso fatal, me da una vergüenza tremenda. Lo que ocurre es que este bendito pueblo y sus gentes te regalan momentos que rozan el paraíso emocional y sentimental, y alguna vez, no me he podido sujetar y me contagio, y cómo no, se te viene esa necesidad de sacar a la luz alguna aportación escrita basada en mi condición calañesa y como devoto a la Virgen de Coronada. En esa mezcla de motivos, es donde salen esas letrillas que a todos nos enternecen, ¿verdad?. Pero para crear, insisto, ya tenemos obras locales de gran altura literaria y musical, que van consolidando en el tiempo ese cada vez más creciente y diverso patrimonio artístico calañés.

Eso es señal de que lo que se hace, nos gusta y por ello, bien hecho está. Y, lo mejor de todo, es lo que está por venir. No alcanzamos a imaginar todavía los frutos que darán todas las semillas sembradas en estos años en el campo de la cultura calañesa. Ya se ven algunos excelentes resultados pero, ya verás cómo en las próximas décadas, hablaremos, amigo, de la cultura de Calañas como todo un referente más allá de nuestras fronteras. Es nuestro mejor activo.



¿Qué le aportarías, cambiarias o quitarías si pudieras, a la Romería de Calañas?

Nuestra Romería es como es, noto que nos hemos autoimpuesto unas exigencias de cambio que, a mi juicio, me parecen innecesarias. Estamos empecinados en innovar, en anteponer nuestro nombre individual para constancia de los restos aunque venga otro y oriente las cosas en el sentido opuesto. Estamos obsesionados en querer probar cosas nuevas porque en otros sitios funcionan. Yo creo que los cambios deben afrontarse pensando en el largo plazo, nunca en el corto, y por supuesto, en equipo, ya no se llevan los héroes solitarios.

 Está claro que no debemos estar cerrados a otras influencias, pero cuidado con importar conceptos que nos hagan perder nuestra propia idiosincrasia. Nuestra Romería tiene ya más de 300 años de historia y más de un millar de circunstancias que la han ido haciendo como es. Una experiencia por persona, y entre todas, han ido sumándose al legado que hoy tenemos. Gracias a los trabajos en equipo, en colectivo, unidos todos por la causa, hemos derivado en la magnífica Romería que hoy tenemos y que estamos obligados, a traspasar entre todos a las generaciones venideras.

Por eso, yo creo que, si hay cambios, deben ir orientados exclusivamente en pro de mejorar la propia convivencia y el disfrute de todos, hay que centrar la atención en continuar creciendo en devoción y en armonía, mantener el ambiente en los Caminos, en las Paradas, seguir dando ese peculiar esplendor a los Actos en su Honor y dejar a un lado los malabarismos que pongan en riesgo dispersarnos en caminos erróneos. Aquí creo que se funda el éxito de nuestro fervor y que yo diría que es donde tenemos más que exportar, que incorporar. Es una labor de cientos de años, que emana de nuestros antepasados y como tal, hemos tenido la dicha de poder aprenderlo y vivirlo y como tal, tenemos la obligación de trasladar, tal cual, a nuestros hijos.

Imagina que eres el Hermano Mayor y cuentas con todo el dinero y los medios necesarios para hacer un carril alternativo a la Romería. ¿Lo pondrías en marcha?

Este es un punto muy complejo. Desconozco los detalles y grado de avance en el que se encuentra este asunto en la actualidad. Veremos en el futuro cómo ha ido evolucionando el tema y a qué ritmo. La decisión final requerirá la buena voluntariedad de muchas partes.

Por su lado, la Hermandad y las Instituciones Locales, entiendo que son perfectamente sensibles sobre la inminente necesidad que tenemos pero, tienen una misión difícil. Es en esta línea donde entiendo habría que trabajar: en convencer a las partes ajenas al ámbito local sobre nuestra necesidad. Y por otro lado, la envergadura del asunto necesita del apoyo de Instituciones supralocales.

De esa suma de dos: poder de convicción local y grado de comprensión externo dependerá acercar o alejar en el tiempo el deseado “Camino”.
Pero como digo, a mí me parece mucho más interesante emplear los esfuerzos de los que ahora podemos acudir a la Romería, en mantener la calidad del ambiente del Camino: con guitarras, con vino, con bailes, con rezos, con Su mirada, con las Paradas sin prisas, con la libertad de estar a Su lado, con momentos compartidos,…. no sigo, amigo, que me lanzo….

Este año, han sido edades más tempranas que las de costumbre, las que tomarán un protagonismo especial en nuestra Romería, ya que tanto el pregonero como los dos aspirantes al próximo Hermano Mayor, pertenecen precisamente a la quinta del 79. ¿Qué te parece que haya bajado la media de edad, en estos importantes cargos de nuestras fiestas patronales?

Sí, eso parece. Pero permíteme una puntualización: no queremos reconocer querido quinto: que no es porque haya bajado la media de edad, sino que hemos alcanzado ya esa edad natural para arrimar el hombro en las cosas del pueblo. ¿No será que nos vamos haciendo un poquito menos jóvenes? Aunque siempre de edad física, por supuesto que nunca de mente, que yo a ti te veo fuerte todavía. (jajaja).

La verdad es que, sin darnos cuenta, a los del 79 parece que nos ha llegado la hora de aportar nuestro granito de arena a las Fiestas y a otros tantos menesteres para el devenir del pueblo. Particularmente, creo que mucha culpa para que nuestra generación y, otras tantas, que nacimos en los setenta y tantos, mantengamos tanto apego y arraigo a nuestra Calañas, intentando volver cada vez que podemos y sobre todo, empecemos a participar de lleno en sus organizaciones, tenemos que agradecérsela, sin duda, a aquellos “maestros-escuela” calañeses que nos enseñaron a andar por la vida. Cada uno, con el destino que el futuro nos deparara, pero creo que contados son los han abandonado su mirada a su sentir calañés. Nuestro año, querido quinto, tiene nombre y apellidos: nuestro apreciado D. Juan Manuel Serrano, que aún se emociona al vernos pasar, 37 años después.

Y por supuesto, este sentir calañés, culpa es de todo ese elenco de maestros calañeses que completaron nuestra educación básica. De ellos, aprendimos muchos niños y niñas de los setenta, a sentir pasión por las cosas del pueblo y por supuesto, a nuestro Amor a la Virgen.
Actualmente, me alegra ver que parece que se ha recuperado en el programa formativo escolar de Calañas, las tradiciones de nuestra Virgen (el canto del Ángelus, la presencia de niños en las Novenas, visitas a la ermita). A estas nuevas generaciones no se les olvidará tan acertado temario y a buen seguro, serán perfectos seguidores de La Virgen de Coronada para el resto de sus vidas y a nosotros, seguirlo viendo con el mismo afán y espíritu.



Aunque todos sean igual de especiales. Si pudieras quedarte atrapado en el tiempo en la Traída, la Procesión o la Llevada, ¿Qué día elegirías y porque?

¡Ah!, como buen “presenciador” y “disfrutador” de todos los eventos que hay en el pueblo, yo me quedo ¡con todas!. Cada uno tiene su aquel. Ninguno tiene sentido sin los otros. Depende cada año, como te cojan tus circunstancias, pero, lo bueno es saber exprimir cada día y llenarte de Ella en cada uno.

¿Podrías adelantarnos una pequeña pincelada sobre el  tipo de pregón que vamos a contemplar el próximo 27 de Marzo?

Sí, por supuesto. Dicen que da agua. Que también hay posibilidades de que abra y luzca un sol radiante. Que están pensando en hacerlo en la Plaza. Que después de los últimos años que llevan los pobres del Cabildo haciendo el Cortejo entre paraguas, les toca ya una tregua y al menos que se despidan con un tiempo que les acompañe a la altura del magnífico papel que han hecho estos cuatro años y pongan la guinda a su andadura. O que será en la Iglesia. Que si lo llevo bien, que si ya me lo sé o que si estoy ya nerviosillo.

En estas ando estos días, intentando llenarme de plenitud calañesa y devoción mariana para hacerlo bonito y estar a la altura de la misión que me han encargado.
Hay que estar allí y allí, encomendado a Ella, os iré contando lo que me ha dicho que os traslade. Con lluvia, con sol, en la Iglesia o en la Plaza, con nervios, emocionado, será un día grande para mí, mi familia, para este Cabildo, para mis amigos, para los costaleros, y, como cada Domingo de Resurrección, será un día grande porque será el pistoletazo de salida para ir a por Ella y eso es lo más grande que tiene Calañas: la Virgen de Coronada.

1 comentarios: para Entrevista a Rodrigo Delcán, pregonero de la Romería 2016

  1. bonita entrevista y senceras respuestas. no lo conozco a este joven, pero como calañas. conocere a su pafre, que creo se llama igual. saludos.

    ResponderEliminar