Opinión


MAS

La Virgen de Flores estuvo en Calañas

Publicado por : El Morante a : jueves, 14 de septiembre de 2017 0 comentarios
El Morante
Publicado en : ,

Por Cristóbal Llanes Baquero

En el volumen I de los Apuntes históricos, geográficos, económicos y sociales de la Comunidad Calañesa y su territorio, editados por el Arquitecto Don Andrés Bruno Romero Mantero, se hace la siguiente referencia:

En 1.728, en un documento de Visitas (23-5-1728) que se encuentra en el Archivo Arzobispal de Sevilla (T-1.370), se dice que en Calañas existen cinco ermitas: Jesús Nazareno (que está algo maltratada), la de San Sebastián y San Roque, la de Ntra Sra Coronada, Ntra Sra de España y Ntra Sra de las Flores que se está acabando de labrar (por documentos posteriores se sabe que éste ermita es la contenida en el Beaterio).


Posiblemente, el posterior relato tenga alguna relación con la información anteriormente detallada.

En un ejemplar del periódico LA PROVINCIA de Huelva, fechado en martes 6 de octubre de 1891, aparece el siguiente artículo de la pluma del que fuera alcalde de Calañas, Don Juan Tejero Hidalgo.

La Virgen de Flores de Colón, hoy en Calañas

Comienza el artículo relatando de cómo Cristóbal Colón mandó erigir y dotar en las inmediaciones de la Rábida un santuario bajo la advocación de Nuestra Señora de las Flores.
Conocido es en verdad éste hecho, pero seguramente no lo es tanto, que la imagen de Nuestra Señora de las Flores se encuentra en el Convento de Carmelitas de Calañas, adonde fue trasladada de aquél santuario, habiendo sido en todo tiempo objeto de gran veneración, desde que se le erigió para su culto una ermita, antes de la construcción del convento, siendo éste costeado por el fundador, quien además para su culto la dotó suficientemente, hasta el extremo de crear su hijo un vínculo a dicho objeto; todo lo cual lo comprueban documentos originales y auténticos, además de constar por tradición constante y comprobarse estar colocada en el trono como imagen principal de dicha iglesia, no obstante ser la Comunidad Carmelita.
No era aquí muy sabido que a Cristóbal Colón perteneció ésta imagen de la Virgen de las Flores, pero si consta por tradición que fue traída de Palos, y que había sido hallada en el mar.
El verano próximo pasado, encontré en Moguer a un oficial del Archivo General de Indias que se ocupaba por encargo de la Real Academia en recoger por éstos pueblos datos referentes a Colón y al descubrimiento del Nuevo Mundo, y luego supo ser yo de Calañas procuró averiguar sigilosamente las imágenes que existían allí y su antigüedad. Cuando menté la Virgen de Flores, me dijo la relación de ésta con Colón, y que existía un manuscrito que lo comprobaba. Ofreció ponerme al corriente de los datos que conocía sobre el particular, y yo a la vez le ofrecí adquirir los que existían en éste pueblo.
Visité al poco tiempo en Sevilla el referido archivo y allí entregué a mi amigo los datos por mí recogidos, y aún que él me reiteró su anterior ofrecimiento, aún no he recibido los suyos.
Reside en Sevilla un docto eclesiástico, hijo de ésta provincia, muy aficionado a reconocer antigüedades, y más cuando éstas se refieren a reconocer glorias nacionales, y éste me facilitó una minuta de lo que conocía sobre el particular, cuya nota dice lo siguiente:

“Apuntes copiados de un libro de la Rábida, fechado en 1714, escrito por sus religiosos, donde después de tratar de la historia de aquél convento y su imagen de los milagros, traía noticias de varias de las veneradas por aquellos contornos. “Nuestra Señora de las Flores, de Palos, hoy en Calañas”. En un collado, distante como 500 varas hacia poniente camino de la Rábida, al lado derecho, se halla la ermita de ésta santa imagen. Fue fundada y dotada por Colón y traída por él mismo del mar, donde se la halló en ésta forma. Una mañana, en una de sus navegaciones, mirando al horizonte, le pareció que veía flores, hizo dirigir al sitio la nave y halló dicha imagen dentro del agua, viéndosele solamente la cabeza. Arruinada ésta ermita, arrumbaron dicha imagen, entre otras, en un rincón de la Iglesia, y un devoto la dio al lugar de Calañas.”

Éste solo apunte de los libros de la Rábida dice en mi sentir lo suficiente a demostrar que la Virgen de Flores de éste Beaterio es la misma que veneró Colón; los datos que aquí existen y que daré a conocer lo corroboran; convienen de tal modo en fechas y se enlazan tan perfectamente con la tradición, que parece indudable el hecho, aún sin conocer lo que existía en el Archivo General de Indias, cuyos datos también publicaré si mi amigo tiene la amabilidad de facilitármelos, con lo cual podrá ponerse en claro un asunto importante y de actualidad bastante desconocido.
Calañas, 1º de octubre de 1891. Juan Tejero e Hidalgo

No hay comentarios:

Deja un comentario