Opinión


MAS

Entrevista a Fernando Fuentesal, teniente Coronel y jefe del Contingente Español de la OTAN

Publicado por : elmorante.es a : martes, 25 de octubre de 2022 1 comentarios
elmorante.es
Publicado en :


 Vivimos tiempos inciertos, con la involución tomando las riendas de un progreso que se devora así mismo, despojándose entre escenarios que hace apenas unos años nunca hubiéramos imaginado. Entre ellos un viejo fantasma parece haber ocupado el ranking de preocupación mundial que hace poco ostentaba la pandemia. El miedo a un gran conflicto militar, vuelve a evocar aquellos momentos donde el teléfono rojo estuvo a punto de explotar en la guerra fría. La invasión de Rusia a Ucrania, ha dibujado sobre la mesa una partida de ajedrez donde las reinas son ahora, según expertos en geopolítica, China y Estados Unidos. La OTAN ha pasado de ser cuestionada por muchos, incluso por parte de Occidente, a ser más relevante que nunca. Pocos sabemos realmente quien mueve los hilos, quien es el que se beneficia de esta eterna barbarie, quien puede impedirlo… Y aún más si cabe, viviendo en la era de la información y de la desinformación a la vez, donde los medios de comunicación pasan a ser medios de manipulación, capaces de hacer creer a un bando o a otro que han nacido en el privilegiado olimpo de la ética y la razón.

 Es difícil hacer un buen veredicto cuando muchas de las pruebas que nos muestran podrian estar adulteradas, pero independientemente de las diversas interpretaciones que puedan dejarnos en tierra de nadie, hay gente dispuesta a dar un paso al frente, y ayudar a otras que han caído azarosamente en zonas conflictivas sin culpa ni pecado.  Hoy escuchamos a uno de ellos, un calañés enamorado de su tierra y sus costumbres, que ingresó hace casi 30 años en la academia militar, hasta convertirse en Teniente Coronel, y ser nombrado actualmente como jefe del Contingente español desplegado en Letonia, como parte de la operación “enhanced Forward Presence (eFP)” de la OTAN.

Fernando Fuentesal encarna todos esos valores deseables para desarrollar un puesto de tanta exigencia y responsabilidad. Corazón, vocación, entrega, constancia y valentía, entre miles de adjetivos que le han llevado a los más alto, sin dejar de ser a la vez esa persona cercana y llana, que no vende su humildad bajo ningún precio. Hoy tenemos el privilegio de contar en este periódico con uno de esos seres, cada vez más inusuales, que siguen creyendo en el honor y en los ideales, para tender un mano y hacer un mundo mejor, mientras que otros prefieren resolver los conflictos mundiales desde la barra de un bar. 

Ojalá que algún día su trabajo en la OTAN deje de ser necesario, aunque por desgracia, parece que esta no es la fecha más propicia para ello. 

Lo primero agradecerte tu labor, y tu colaboración desde el primer momento, para hacer posible esta interesante entrevista ¿Podrías describirnos como ha sido tu experiencia y recorrido militar, hasta convertirte en Teniente Coronel, y jefe del contingente español de la OTAN en Letonia?

Ingresé en el año 1995 en la Academia General Militar y tras cinco años de estudios, recibí el despacho de Teniente en el año 2000. A lo largo de estos años he tenido la fortuna de estar destinado en múltiples y diferentes Unidades del Ejército de Tierra, entre las que te puedo nombrar mi paso por la I Bandera Paracaidista” Roger de Flor” en Alcalá de Henares y el 2º Tercio de la legión en Ceuta, ambos durante el empleo de Teniente. Una vez ascendido a Capitán estuve destinado en los Regimientos Córdoba Nº 10 y la Reina Nº 2 en Cerro Muriano, así como el Grupo de Operaciones Especiales “Valencia III” en Alicante. Ya en el empleo de Comandante obtuve destino en el Regimiento Saboya Nº 6 en Badajoz, en la Jefatura del Mando de Adiestramiento y Doctrina en Granada y finalmente en el “Allied Rapid Reaction Corp HQ”, un Cuartel General de la OTAN en Reino Unido. De manera resumida este ha sido mi caminar hasta ser el Teniente Coronel Jefe del Batallón de Carros de Combate Málaga I/10, del Regimiento Acorazado (RAC) “Córdoba” Nº 10, cuando he sido nombrado para liderar el contingente español desplegado en Letonia.

Como experiencia se puede definir como la más interesante a la par que intensa hasta la fecha de mi carrera militar, fundamentalmente por la responsabilidad del personal bajo mi Mando y por tener que representar los intereses de España en esa Operación, máxime en la época de incertidumbre y tensión derivada de la Guerra en Ucrania, que se inició cuando llevábamos algo más de un mes de misión.

¿Qué trabajos habéis llevado a cabo, y qué se siente al desarrollar estas operaciones militares, a tan solo 200 kilómetros de Rusia, en este momento tan delicado de la historia para occidente desde la guerra fría?

La misión de la fuerzas española desplegadas en Letonia, como parte del “eFP Battle Group” y en el que se trabajaba codo con codo con nuestros aliados, es la de contribuir a la disuasión en el flanco este de la Alianza, así como estar preparado para la defensa y la protección del territorio OTAN. Para lograrlo las fuerzas españolas realizan de manera diaria Ejercicios de Instrucción y Adiestramiento con el resto de personal de los diferentes países para mejorar la interoperabilidad y eficacia de la fuerza y estar preparado en todo momento para actuar en caso necesario.

El hecho de estar cerca de la frontera con Rusia no hace sino ser un aliciente, máxime en la actual situación de conflicto en Ucrania, para que nuestro personal se instruya y adiestre con mayor intensidad si cabe. Por así decirlo, la situación en Ucrania ha hecho que la misión de la OTAN, con presencia en las tres Repúblicas Bálticas y Polonia al inicio de nuestra misión, haya cobrado más sentido si cabe.

¿Cuáles son las misiones que destacarías de tu trayectoria militar, y cual crees que os podrían encomendar de seguir la invasión rusa en Ucrania durante más tiempo?

Como militar de carrera debo estar preparado para desempeñar cualquier misión que se me pueda encomendar. En mi caso particular he tenido la fortuna y honor de ser Jefe de Compañía tanto en Kosovo como en Líbano, en misión OTAN y de la ONU respectivamente, por lo que son misiones que sin duda alguna me marcaron y supusieron un reto en aquellos momentos. No obstante, he tomado parte en otras misiones internacionales, en Bosnia y Herzegovina de asesoramiento a su ejército y en la Operación “SOPHIA” de control de la migración en el mediterráneo, que si bien no al Mando de Fuerza en esas ocasiones, también la presencia española era necesaria. 

La actual situación de inestabilidad hace que sea difícil predecir dónde podría ser necesario un mayor despliegue de fuerzas españolas, si bien a día de hoy, reforzar las actuales capacidades desplegadas, como ya hemos hecho recientemente, es algo que no se puede descartar. Lo realmente importante es que el Ejército de Tierra esté siempre preparado para desplegar allá donde se requiera y se nos ordene. Esa es nuestra misión diaria, instruirnos y adiestrarnos para estar preparado para pasar a la Cadena Operativa y desplegar en cualquier lugar donde España tenga interés o aquellas organizaciones internacionales de las que formamos parte, como puede ser el caso de la OTAN, UE o la ONU.

¿Qué ha cambiado la misión de las fuerzas españolas desde el inicio de la invasión en Ucrania?

La misión tanto de las tropas españolas como del resto de fuerzas de la OTAN allí desplegadas no ha cambiado como tal. Seguimos con la misión de disuadir y estar preparado para defender el territorio de Letonia en caso de ser necesario. El cambio substancial ha sido en el número de fuerzas desplegadas. De casi 350 hombres y mujeres que España tenía desplegados en Letonia hemos llegado casi a los 600.

España ha hecho un enorme esfuerzo y ante el requerimiento de la OTAN de aumentar capacidades, en apenas unos días, pusimos más de 150 soldados más. Se aumentaron las fuerzas existentes cubriendo algunas de las carencias existentes y reforzando algunas capacidades que ya había desplegadas. Asimismo, y ante la demanda de Letonia, un mes antes de mi vuelta se desplegó una Batería de Defensa Antiaérea. Por así decirlo, casi duplicamos las fuerzas desplegadas haciendo patente el firme compromiso de España en el refuerzo del flanco Este de la Alianza ante la actual situación de crisis.

¿Cómo crees que evolucionará esta misión de la OTAN y a qué retos se enfrenta?

Al inicio de nuestra misión la Operación eFP tenía presencia únicamente en las tres repúblicas Bálticas y Polonia. Tras el inicio del conflicto no sólo se ha aumentado significativamente el número de tropas en estos países, sino que la presencia de la OTAN se ha extendido a todo el flanco este de la Alianza, encontrándose en la actualidad fuerzas desplegadas en el marco de esta operación en Eslovaquia, Hungría, Rumanía y Bulgaria.

La tendencia es a seguir aumentando las fuerzas, si bien es necesario determinar cuántas serán las que se encuentre desplegadas de manera permanente y cuáles permanecerán en preparadas y alistadas en sus países de origen.

En cuanto a los retos son muchos y muy diversos si bien te destacaría algunos. Adecuar las Instalaciones de las Bases para acoger al mayor número de fuerzas desplegadas, así como ampliar las zonas donde se puede realizar instrucción y adiestramiento con el incremento de fuerzas, toda vez que las actuales están cerca del máximo que pueden acoger en sus instalaciones. Por último, y que en la pasada Cumbre de Madrid se discutió de manera amplia sobre este asunto, queda definir exactamente cuál es el nivel de ambición de la OTAN en cuanto al despliegue de manera permanente por las muchas derivadas que lleva asociado este incremento en el despliegue en esta operación.

Fuera del ámbito militar, ¿Qué destacarías de la gente en Letonia y como es vuestra relación con ellos?

Nuestra relación principalmente es con el personal militar Letón destinado en la Brigada de la cual formamos parte. La relación tanto de los españoles como los del resto de los países allí desplegados es excelente. Es un país que está sumamente agradecido por la presencia de las Fuerzas de la OTAN en su país, conscientes de la importancia de la disuasión que aportamos, así como de la voluntad para emplear la fuerza en defensa de su territorio si fuese necesario.

Dentro de ámbito puramente civil, si bien no tenemos muchas ocasiones de interactuar con la población, las veces que lo hemos hecho se aprecia de igual manera el agradecimiento a nuestra presencia y la labor que allí estamos llevando a cabo.

¿Qué resaltarías del ambiente internacional que se vive en un despliegue de la OTAN, donde las fuerzas españolas forman parte de un Grupo Táctico multinacional?

La experiencia de trabajar en ambiente multinacional a un nivel táctico tan bajo no es muy común en las misiones que solemos llevar a cabo, por lo que la misión de “eFP” aporta un valor añadido para nuestro personal de vivir y trabajar en ambiente multinacional durante sus actividades diarias.

El “eFP Battle Group” de Letonia es el más multinacional de todos, con 11 países entre sus filas, lo que hace la experiencia más enriquecedora a la vez que más compleja, por haber un mayor número de procedimientos a poner en común, que, aunque éstos están estandarizados dentro de la OTAN, siempre hay que trabajar de manera conjunta para pulir y matizar aspectos.

Los españoles, al igual que pasa en otras muchas misiones, cuentan con alto grado de Instrucción que dejan patente en cada una de las actividades en las que toman parte y donde en la gran mayor de las actividades y ejercicios en los que participamos, acaban siendo felicitados por su excepcional trabajo y excelente formación en todos los aspectos con la que cuentan.

Pandemia, guerra en Ucrania, crisis e inflación…. Y por si no fuera poco la visita de Nancy Pelosi en Taiwan ha puesto también al “gigante asiático” en una posición cada vez más hostil frente a un panorama ya de por si inestable.  Según uno de los grandes expertos españoles en geoestratégia, el Coronel Pedro Baños, asegura que China es ya la primera potencia económica mundial, y ese podría ser el verdadero motivo de que Estados Unidos, el país que ha liderado esta hegemonía durante las últimas décadas, tenga una visión cada vez más crítica frente a ellos. ¿Cuál crees que puede ser la solución para que el mundo pueda dejar de flirtear con una futura gran guerra? ¿Qué países crees que están poniéndolo más difícil? ¿Sería una solución el desarme y mantenerse neutros, o crees por el contrario la guerra y la defensa es la única vía para la paz?

Sin duda alguna las preguntas que me planteas no sólo son complejas de responder y de solución realmente difícil, sino que están a un nivel bastante más alto de mi actual conocimiento “geostratégico” para atreverme a dar alguna solución de mi cosecha.

Lo que sí puedo es responderte a la última. Sinceramente creo que la naturaleza del hombre hace que sea inviable pensar que un desarme o mantenerse neutro es una solución a las guerras. Desde que el hombre es hombre y hay datos históricos, han existido conflictos por la búsqueda de riquezas, recursos y un largo etcétera. Yo soy más partidario del “Si VIS PACEM PARA BELLUM”, es decir, si quieres la paz prepárate para la guerra, que no deja de ser sino nuestra misión en Letonia en la actualidad, y prácticamente la misión diaria de los miembros de las Fuerzas Armadas. Aunque pueda parecer lo contrario, los militares somos los últimos interesados en que haya conflictos bélicos, si bien nuestra misión es estar preparado por si finalmente debemos tomar parte en alguno si así se ordena.

 

¿Has sentido miedo en alguna de tus misiones, y como haces para combatirlo?

Lo cierto que en las misiones en las que he participado nunca me he encontrado en una situación en la que haya pasado miedo. Dicho lo anterior, las fuerzas armadas se entrenan a diario para ser capaces de enfrentarse a situaciones complicadas y salir airosos. Al final, el trabajo y esfuerzo diario es lo que hacen que tu cuerpo y tu mente se preparen para, llegado el caso, ser capaz de responder de la mejor manera posible ante una situación de peligro o de estrés que requieran lo mejor de ti en un momento determinado.

¿Cuándo estás en el extranjero en alguna operación militar, que es lo que más te gustaría tener allí o echas de menos de Calañas, aparte de tus seres queridos?

Como bien has dicho la familia es lo que uno más echa en falta. En mi caso particular no sólo mis cuatro hijas y mi mujer, que están acostumbrados a mis largas ausencias, sino mis padres que ya van teniendo una edad y al final son muchos meses los que está uno fuera y se hacen largos también para ellos.

Aunque ya estoy curtido en perderme eventos importantes, y cuando uno está fuera al final se centra en la misión, te mentiría si te dijese que uno no echa de menos la Romería de la Virgen de la Coronada. Sin duda alguna esos momentos de fiestas en Calañas, rodeados de amigos y familiares, son los momentos que más añoro cuando me ha tocado vivirlos fuera. Este año pasado, con el agravante de mis años en Reino Unido sumados a la pandemia, han hecho que el habérmelos perdido haya sido algo más duro si cabe, pues el pueblo entero ha disfrutado como hacía años que no lo hacía. Te mentiría si te digo que no echo en falta también los ratos de cacería rodeados de amigos, en fin, son muchas personas, momento y vivencias que uno deja atrás y se pierde, pero una vez despliegas al final estás centrado en tu trabajo y evitas que haya pensamientos que te distraigan del cumplimiento de la misión.

Para finalizar, ¿Cómo definirías tu trabajo, y que le dirías a todas las personas que ahora estuvieran dudando en alistarse en el ejército español?

Sin duda alguna la profesión militar debe partir de una vocación, fundamentalmente una vocación de servicio a España y a los españoles. Considero esta profesión como apasionante y en la que prácticamente todo el mundo tiene un hueco, independientemente de los que te guste, desde ser mecánico, paracaidista, montar a caballo, conducir un carro de combate, músico o prácticamente cualquier actividad que se te pueda ocurrir. 

Es una profesión en la que con esfuerzo y trabajo se puede progresar y ver reconocidos los años de servicio y donde a día de la fecha, hay muchas salidas profesionales las que uno encuentra una vez hayas ingresado.

Tal como te he comentado anteriormente, es una profesión de servicio, y donde en ocasiones toca hacer esfuerzos que no sólo te repercuten a ti, sino también a tu familia, como pueden ser los cambios de domicilio o las ausencias, pero que está en cada uno cómo se afrontan estas vicisitudes y cómo las transmita a sus allegados para tomárselo de la mejor manera posible.

A cualquier joven con ganas de trabajar y de vivir nuevas experiencias, con espíritu de sacrificio y afán de superación, le animaría a que conociesen de cerca a nuestras Fuerzas Armadas donde a buen seguro encontrarán un lugar para ellos.

En nuestro pueblo contamos con militares de todas las escalas, con múltiples experiencias y que han encontrado en el mundo militar, no sólo una profesión, sino como diría Calderón de la Barca en su famoso verso “una religión de hombres honrados”.




1 comentarios: para Entrevista a Fernando Fuentesal, teniente Coronel y jefe del Contingente Español de la OTAN

  1. Acaso sera este Sr, hijo de D.Lorenzo Fuentesal Balonero...? gracias. sasludos.

    ResponderEliminar