Opinión


MAS

Este juicio demuestra que todo debe quedar atado y bien atado

Publicado por : El Morante a : miércoles, 18 de junio de 2014 0 comentarios
El Morante
Publicado en : , ,
Por Fernado Cordobés

Fernando sigue colaborando desde Estados Unidos con elmorante.es, y nos envía este artículo sobre los procesados por las manifestaciones alrededor del Congreso de los Diputados,


                               

Puzzle de incongruencias, llevadas a difícil encaje para que todo quede "atado y bien atado". El juicio, recién concluido en la Audiencia Nacional de España contra 20 manifestantes a los que acusan de un delito contra las instituciones del Estado durante el 15J de 2011, retrata el pulso del poder contra la revolución ciudadana. Es un "juicio político y mediatizado", que ataca sin fisura al derecho de protesta. Aviso a navegantes y por eso es tratado como "cuestión de Estado". Lanzan un mensaje claro: "Quien proteste se sentará en un banquillo". El Parlament, la Generalitat y Manos Limpias, junto con la Fiscalía, en una conjunción esperpéntica, han solicitado penas que llegan hasta los 8 años de cárcel. Todo envuelto en una constante manipulación periodística, en la invención de nuevos conceptos jurídicos y en una caricatura grotesca de España. Ciro Morales, uno de los acusados, levanta las alfombras de las mentiras interesadas sobre todo lo ocurrido durante la manifestación del 15J en el Parlament (Barcelona) y muestra el porqué de este nuevo ataque del status quo contra la ciudadanía. A la espera de sentencia, Ciro Morales desvela los "intereses espurios" de la maniobra política desarrollada a lo largo de este juicio.


- Juicio concluido a espera de la sentencia. Juicio que fotografía cómo está España y quién es juzgado y quién es impune... 

Sí, juicio que demuestra que, sobre todo en época de crisis, debe quedar todo atado y bien atado. Ya no es relevante ni la sentencia…el daño ya está hecho, la amenaza lanzada. Y no me refiero al impacto en nuestra vida personal o laboral, sino al mensaje dirigido a la población: quien proteste, aun con formas legítimas y aceptadas, se sentará en un banquillo, incluso en el de la Audiencia Nacional.

Y me aventuro a añadir que me temo que no es una fotografía sólo del Estado Español, ya que el Capitalismo manda en la Tierra entera. La clase burguesa, contando siempre con sus representantes políticos democráticos –sean del pelaje que sean- y sus altavoces mediáticos, es impune a los tribunales, también burgueses. Es más, son inmunes; es decir, los sistemas judiciales y sus leyes nacen con la motivación de proteger a los sistemas políticos y económicos que les dan a luz, y los amparan. Y eso es inmunidad, indemnidad. Ellos son la enfermedad y la vacuna: más allá, el vacío, la condena. 

- Teme de la politización de la sentencia para que se convierta en un aviso a navegantes...

No lo temo porque, como ya ves, la doy por hecho. La simple existencia de la Audiencia Nacional es política: un Tribunal de excepción que juzga y condena la contracorriente; heredero del Tribunal de Orden Público. Y que se nos juzgue ahí y no en un juzgado ordinario de Barcelona es una decisión política, con intereses espurios.

Sin la sentencia se midiera por hechos probados, si atendiera a su propia legalidad, sería absolutoria. La Fiscalía y las acusaciones (Generalitat, Parlament de Catalunya y Manos Limpias) están tan convencidas de la politización y mediatización del caso, de que les pertenece la victoria de antemano, que han hecho un estudio y un trabajo nefasto, sin probar nada. Su soberbia roza la grosería, la verdad.

- Y eso sin entrar en el área de la manipulación mediática, porque desde el comienzo el cerco al Parlament fue ejemplo de tergiversación en la TDT Party y en otros medios afines a la ultraderecha... Cree que pasará lo mismo cuando se conozca la sentencia?

Claro que pasará lo mismo, puesto que no saben hacer otra cosa. Sus miras son tan estrechas, falsas y ridículas que sus contenidos no pueden ser de otra manera. Pero debo decir que no ha pasado únicamente con la caverna mediática, que ya era de esperar y que su incidencia es nula en mentes lúcidas. Lo peligroso viene de los medios supuestamente neutrales, serenos o que no atienden a intereses tan ideológicos. Nuestro caso se ha convertido en un tema de Estado, y los relatos periodísticos se han alineado al mensaje oficial, salvo contadas y bienvenidas excepciones. La manipulación se ejerce con la censura de los discursos de nuestras defensas, con la locución alarmante de imágenes nada sorprendentes o con sus definiciones de términos como el de violencia. Gritar, impedir el paso con las manos levantadas, hacer una sentada, mojar con agua… se han considerado acciones inadmisibles, casi terroristas. Pero no echar a las familias de sus casas, robar cientos de miles de euros, impedir a las mujeres decidir sobre su cuerpo y su futuro, matar a inmigrantes en las fronteras, condenar a la pobreza a millones de trabajadores… eso es normalidad democrática, pulcritud constitucional.

- Del desarrollo del juicio, creo que alguno de los políticos ha dado marcha atrás y ha cambiado el discurso sobre todo en relación a su acusación concreta... 

No ha sido así, te explico. Ningún político ha denunciado a nadie, ya que no se sabía –y no se sabe aún, incluso con el juicio terminado- quién ha hecho qué, o ni siquiera si estábamos allí. Y digo esto último porque las únicas pruebas que tienen han sido impugnadas y todavía el Tribunal no se ha pronunciado.

Los únicos que se han hecho las víctimas han sido los de CIU, que están y estaban ese día en el Gobierno, los que iban a aprobar los criminales recortes sociales. Y se ha visto claro que tenían muy bien aprendido el guion a seguir. Sin embargo, lo que han conseguido es dar pena por su pusilanimidad, por su victimización teatralizada, por sus socorros fingidos.

El resto de políticos, unos siete, han reconocido desde el principio que aquel día no pasó nada; que no se sintieron ni violentados, ni agredidos. Y que todos deberían estar acostumbrados a que una población hostigada les señale y culpabilicen como los responsables de las políticas actuales. Hubo uno que definió la protesta de aquel día como ejercicio necesario para el crecimiento de una democracia sana.

Todos ellos fueron como testigos, y no como acusaciones. La acusación la presentó la institución, la mesa del Parlament: con mayoría de CIU.

- Juicio alargado hasta la extenuación y momento de angustia hasta el dictamen. Confía en una sentencia positiva para usted y los otros implicados?

No tengo ni idea, la verdad. Es que al ser un juicio político, no basado en las leyes como tales sino al mandato que dicten quien tengan que dictarlo –y no me refiero precisamente al juez-, es imposible saber el final de este episodio. Si la justicia fuera con mayúscula, si hiciera gala de su nombre, estaríamos absueltos ya, de hecho, ni nos hubiéramos sentado ahí. Y no desde mi posición política e interesada digo esto, sino como matiz técnico: a nivel formal, procesal, se han ido saltando desde el principio sus propias normas; argumento suficiente para anular todo el proceso.

- Volvamos al principio. 20 ciudadanos acusados de delitos configurados en su época contra golpes de Estado en España en la década de los 80. Qué explicación encuentra a la acusación? Y cómo explica que cuatro entidades a priori antagónicas como Generalitat, Fiscalía, Manos Limpias y Parlament configuren la acusación?

No quiero resultar repetitivo, pero la única explicación a esta acusación tan desmesurada es la cuestión de Estado. Es el miedo real del statuo quo a que la gente, no tan adoctrinada como ellos quieren, vaya confiando más en sí misma y vaya organizándose cada vez mejor y con más razones. En esos casos la Política es una, el sistema es uno, y sólo tiene un enemigo: el Pueblo.

A la vista está que no haber conseguido parar la sesión de ese día, la aprobación de los presupuestos, no es razón alguna para no considerarlo delito. Porque el simple hecho de que un movimiento se crea con la legitimidad de enfrentarse cara a cara con los emisarios de la miseria ya les hace sentirse frágiles, desbordados, descolocados. Y eso hay que cortarlo de raíz, según ellos.

La acción de aquel día es tan virtuosa y radical que debían tratarla como gran delito. Aunque aquel día no pasara realmente nada, aunque sus horarios y sus tareas la llevaran a cabo, los representantes del Poder no se pueden ni siquiera imaginar que la población vaya adquiriendo cada vez estrategias más certeras y se les acuse en sus trabajos y hogares.

Ya sólo con el nombre del delito: “Contra las Altas Instituciones del Estado”, nos retrotrae a la antigüedad, algo así como que el Parlament o el Congreso, es el Templo…y sólo su casta tiene derecho reunirse en él. La muchedumbre, víctima de sus sagradas leyes, si se atreve adentrase será duramente castigada.

Y sobre las entidades contrapuestas… la explicación es simple: que la burguesía no tiene ética alguna, y sus representantes políticos, menos. Aunque nos muestren una supuesta confrontación directa entre España y Catalunya, no son más que meras tensiones por parcelas de poder. Ellos no son enemigos, pertenecen a la misma clase, y frente a los opositores reales –los de abajo, los que históricamente hemos sufrido los desmanes de la verticalidad social-, se hermanan. CIU se apoyará en las instituciones represoras de los otros hasta que tenga las suyas propias.

Manos Limpias es harina de otro costal. Ese colectivo vive literalmente en la Edad Media. Y su obsesión por erigirse como garante de los valores más reaccionarios le lleva a rozar lo cómico, la ridiculez más extrema. Que el Parlament y la Generalitat vayan de la mano con esa gentuza nos demuestra demasiadas cosas. La sociedad catalana que aún confía en sus políticos catalanes no es aún consciente de la mediocridad y mezquindad que subyace en todos ellos. La defensa del fascismo democrático mete en la misma cama a supuestos enemigos enfrentados.

- El 15J se encuadra dentro de un marco de tensión política, social y policial... Os tendieron una trampa para justificar la represión policial y política de ese tiempo: y fuisteis tan ingenuos de caer en ella? 

Si de algo nos caracterizamos las personas que queremos cambiar el Orden reinante, es de ingenuidad. Los movimientos de base, la ciudadanía militante, los movimientos sociales vivos y transparentes se alejan de los entresijos de palacio, de la oscuridad y las manipulaciones…o eso espero. Las cloacas pertenecen al Poder: si deben aclarar tantas veces que sus manos están limpias, es porque ya lo estarán menos.

Si un movimiento que se ha fortalecido en las plazas, con horizontalidad y respeto, con legitimidad e integridad, decide llevar a cabo una acción como la del 15J y el Poder,

siempre tan obsceno, indecente, miedoso y astuto, decide tenderle una trampa para intentar derrumbar su aceptación social… pues es lógico que el movimiento –incipiente y plural- caiga. Y no pasa nada, es propio de un cuerpo social desordenado, vivo y con ilusión. Es preferible esto a un ejército unánime y desconfiado que ya sabe moverse en lodazales políticos.

- 15M, 15J... Qué ha logrado el pueblo en estas luchas?

Demostrar que no todo está perdido. Que aunque la dignidad sea mil veces vapuleada, siempre encuentra resquicios para sobrevivir, para sorprender.

- El poder oye a la calle o simplemente se protege de ella con acusaciones como la vuestra y las futuras leyes que ya están en la cocina de la supuesta seguridad ciudadana... 

El Poder oye a la calle para intentar no oírla más. No para de estudiar cómo poder inventar una mordaza cada vez más efectiva, atractiva, tecnológica, invisible y sofisticada.

- En este tiempo no echa de menos más valor del pueblo español a la hora de exigir más honestidad a su clase política. Es decir, no cae en el escepticismo. Con la perspectiva del tiempo sin conocer aún la sentencia, merece la pena haber pasado por este trance? 

La clase política, por definición, no puede ser honesta: y eso es lo que debe aprender el pueblo español. Y esto no quiere decir que no haya políticos que intenten ser honestos. Pero el sistema donde se mueven, se basa en la mentira, en la servidumbre al dinero. Hoy manda el capitalismo –el todo vale y el sálvese quien pueda-, y los políticos no tienen margen de maniobra; son meros gestores y administradores de la sumisión de los pobres a los ricos. Los partidos de izquierda serían honestos si les declararan esta sentencia a la gente… y les invitaran a luchar contra esta histórica imposición; y abandonando sus privilegios, claro está. 

Ha sido una experiencia gratificante, siendo sincero. El nudo en el estómago, el mío, el de mi familia y amigos, no nos lo quita nadie… pero como aventura política ha sido irrenunciable. Ha habido tanta solidaridad, tanto apoyo, tanto cuidado y estamos tan orgullosos de haber luchado de esta manera, que por supuesto que ha merecido la pena.

Debemos desacralizar estos trances, si no, nos tendrán bien agarrados por el cuello y sus estrategias de apaciguamiento serán infalibles.

CAJA DE RESISTENCIA

La envergadura del juicio alcanza cotas bastante elevadas en términos económicos, sobre todo para estos 20 jóvenes que no viven cerca de Madrid, donde se halla la Audiencia Nacional. La plataforma Goteo puso en marcha una operación de financiación colectiva, con la que dar un alivio económico a los encausados. De hecho, esta caja de resistencia ya cuenta con 396 micromecenas y una cantidad total de 15.100 euros.

La plataforma apela a la solidaridad de la "sociedad crítica" y de todos aquellos que creen "que la situación política no puede continuar así" para que continúen las donaciones. Aún queda por recaudar 4.400 euros para cubrir los 19.500 euros relativos a parte de los costes del juicio. El volumen de los honorarios de los abogados alcanzará los 30.000 euros, pero la operación de financiación sólo se remite a 19.500 euros.

El grueso del presupuesto se destinará a pagar los honorarios de los seis abogados que defienden a los acusados, que ya cobran a un precio inferior al habitual, y a sus gastos de desplazamiento y alojamiento en cada una de las tres sesiones del juicio. El resto, 2.500 euros, sufragará los viajes a Madrid de los encausados, que se comprometen a desplazarse con el medio de transporte más econòmico a su alcance.

Puedes hacer cualquier aportación a la caja de resistencia en http://goteo.org/project/yo-tambien-estaba-en-el-parlament y acceder a toda la información sobre el desarrollo del juicio, la opinión de los 20 encausados y la futura sentencia en http://encausadesparlament.wordpress.com/


No hay comentarios:

Deja un comentario